Seguridad

Juzgado envía a la cárcel a sospechoso de herir de bala en asalto a turista canadiense en Osa

Víctima sufrió fractura de tibia y peroné, informó el Ministerio Público

Un individuo de apellidos Morales Rojas pasará los próximos tres meses en prisión preventiva, mientras se sigue un proceso penal como sospechoso de los delitos de intento de homicidio y robo agravado en perjuicio de un turista canadiense.

La decisión de enviarlo a la cárcel la tomó el martes el Juzgado Penal de Osa, en Puntarenas, luego de que la Fiscalía de Osa solicitara que se aplicara dicha medida privativa de libertad.

El hecho que se le atribuye ocurrió el pasado domingo 16 de diciembre en la comunidad de Uvita, en Bahía Ballena de Osa. En aquella ocasión el afectado caminaba, junto con su pareja, hacia un restaurante del lugar, cuando presuntamente Morales y otros sujeto no identificado, se toparon con la pareja y la amenazaron con una arma de de fuego.

Uno de los sujetos le quitó el bolso a la mujer y posteriomente salieron corriendo hacia un carro. El ofendido los siguió, por lo que se presume que Morales, hizo uso del arma de fuego y disparó en tres ocasiones contra el turista canadiense.

Los balazos le ocasionaron una fractura de tibia y peroné en una de las piernas, informó el Ministerio Público.

Poco después de sucedido el hecho, oficiales de la Fuerza Pública lograron detener al sospechoso y trasladarlo hasta el Ministerio Público, donde se le abrió el expediente 18-000846-0629-PE.

Las pesquisas de este caso continúan para tratar de ubicar al segundo implicado.

Este caso ocurre en el momento en han trascendido ataques graves en contra de turistas.

El pasado 3 de diciembre, la turista venezolana Carla Stefaniak, de 36 años apareció asesinada en un área boscosa en las inmediaciones del hotel Le Mas de Provence, en San Antonio de Escazú, San José.

Ella había desparecido desde el 28 de noviembre. Por este caso se detuvo como sospechoso del crimen al guarda de seguridad del lugar de apellidos Espinoza Martínez, de 32 años.

En agosto pasado habían sido asesinadas otras dos turistas, una mexicana y otra española. El primero de los casos se descubrió el sabado 4 de agosto, poco después de las 8 a. m. en Tortuguero de Limón. Se trató de la española Arancha Gutiérrez López, de 30 años, cuyo cuerpo yacía en una franja arenosa de 200 metros que colinda con el mar Caribe.

En tanto, el domingo 5 de agosto, a las 3 a. m., ocurrió el segundo asesinato. En esa oportunidad La víctima fue la mexicana María Trinidad Mathus, de 25 años, quien murió al parecer asfixiada, cuando uno de los dos asaltantes que la interceptaron en la playa la sumergió en el mar.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.