Hugo Solano C.. 9 diciembre, 2019
El fenómeno El Niño causó un déficit de lluvias que alcanzó el 20% este año. Los sistemas de riego de microaspersión fueron recurrentes en zonas agrícolas como el norte de Cartago. Foto: Rafael Pacheco/Archivo.
El fenómeno El Niño causó un déficit de lluvias que alcanzó el 20% este año. Los sistemas de riego de microaspersión fueron recurrentes en zonas agrícolas como el norte de Cartago. Foto: Rafael Pacheco/Archivo.

Las precipitaciones en este 2019 han quedado debiendo, pues prácticamente todo el territorio nacional, principalmente la bajura de Guanacaste, presentó menos lluvias.

El director general interino del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), Werner Stolz, dijo que con excepción de la península de Nicoya y algunas partes de la región Caribe y zona norte, hubo un déficit que en promedio alcanzó el 20%.

Lo anterior se debe a la influencia del fenómeno de El Niño, que entre enero y julio afectó el comportamiento de las lluvias.

Aunque en el 2019 hubo cinco eventos lluviosos fuertes entre mayo y octubre, fueron muy focalizados y no influyeron, de manera contundente, en el clima. Tres ocurrieron en el litoral Pacífico, uno en Upala y otro en el Valle Central.

En cuanto a ciclones, ninguno de los seis huracanes o 12 tormentas tropicales que se formaron en el Atlántico alcanzó el mar Caribe, por lo que este año toda la región centroamericana estuvo exenta de afectación.

De enero a noviembre, solo en mayo algunas regiones agrícolas de Alajuela, Cartago, Heredia y San José tuvieron más lluvias que el promedio. Ilustración: IMN.
De enero a noviembre, solo en mayo algunas regiones agrícolas de Alajuela, Cartago, Heredia y San José tuvieron más lluvias que el promedio. Ilustración: IMN.

Para el año entrante, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) espera un comportamiento climático normal, pues todo el primer semestre va a estar dominado por una fase neutra, es decir, no se esperan alteraciones de sequía como las que se tuvo este año con El Niño, ni tampoco las lluvias fuertes que acarrea La Niña.

“Por lo menos hasta agosto del 2020 vamos a seguir con neutralidad en las temperaturas del océano Pacífico y luego tendríamos que valorar si después vamos hacia el Fenómeno La Niña o El Niño”, indicó.

Así lo explicó Stolz, quien afirmó que en enero y febrero va a estar seco el Pacífico y el Valle Central y lloverá en el litoral Caribe, así como en cantones de la zona norte como Upala, Los Chiles, Guatuso, San Carlos y Sarapiquí.

Los dos primeros meses del año 2020 se van a caracterizar por fuertes vientos en el Valle Central y la zona norte, debido a los empujes fríos característicos. Será hasta en mayo cuando comience la estación lluviosa.

(Video) El Caribe se alista para fase lluviosa más fuerte

La temporada de empujes y frentes fríos será normal, lo que quiere decir que mes a mes se puede esperar la afectación por esos fenómenos.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) trabaja en procesos de planificación para mitigar el impacto que pueda generar la sequía en el sector agropecuario y en la obtención de agua potable, principalmente en el Pacífico norte y el Pacífico central, dijo Sigifredo Pérez, jefe de Operaciones.

“Hemos trabajado en capacitación a nuestros agricultores y ganaderos, sobre cómo hacer una mejor administración de los recursos (el hato y los cultivos) para reducir los impactos”, dijo Pérez.

El funcionario también afirmó que la entidad se prepara para atender una de las fases más lluviosas en el Caribe, que surge entre diciembre y febrero debido a los empujes y frentes fríos.

“Solo en la zona norte, Sarapiquí y el Caribe tenemos alrededor de 130 equipos de comunicación en casas de voluntarios que alertan sobre cualquier cambio en el entorno”, acotó.

Los puntos más oscuros son los que tuvieron menos aguaceros entre enero y noviembre de este año. Ilustración: IMN.
Los puntos más oscuros son los que tuvieron menos aguaceros entre enero y noviembre de este año. Ilustración: IMN.
Viene otro empuje frío

Werner Stolz dijo que para el próximo jueves 12 de diciembre se espera la influencia en nuestro país de un empuje frío que será débil, pero traerá algunas lluvias en el Caribe y zona norte, mientras que en el Valle Central habrá fuertes ráfagas.

“No prevemos que sea una afectación muy fuerte desde el punto de vista de lluvias, pero si vamos a tener vientos muy fuertes con ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora en las partes altas”, sostuvo.

Dijo que en el Caribe y la zona norte habrá lluvias, pero no serán tan fuertes como las generadas la semana pasada por un frente frío que se afectó al país entre jueves y sábado.

Se prevé que el viernes todavía se tenga influencia de este segundo empuje de la temporada, por lo que se pide precaución a vecinos del Caribe y zona norte, pues hay suelos saturados.