Seguridad

Delincuentes acechan en La Cali, paseo Colón y la Coca Cola en San José

El principal delito que se comete en la capital es el hurto y asalto, en ambos el móvil es la sustracción del teléfono celular. Estos son los cinco puntos más peligrosos

Luego de los violentos hechos registrados en los últimos días en San José, tras el asesinato de los jóvenes Manfred Barberena Novoa y Marco Calzada Valverde así como la constante de la criminalidad en el cantón central josefino, las autoridades identificaron al menos, cinco puntos específicos donde frecuentemente ocurren delitos.

La lista está conformada por barrio la California, alrededores del parque Braulio Carrillo Colina, más conocido como la Merced, cercanías al Mercado de la Coca Cola, la terminal de buses 7-10 y el paseo Colón. Solo en el pasado mes de junio se registraron 707 delitos en la capital, lo que quiere decir que al día ocurrieron alrededor de 24 eventos, desglosados en 282 hurtos, 274 asaltos y 59 tachas de vehículo, según estadísticas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

“La dinámica del barrio la California puede encontrarse en otros lugares de San José, posiblemente los hechos violentos de los últimos días pudieron haber ocurrido en otras zonas de la capital e incluso, en otros momentos han ocurrido en otros sectores de San José”, indicó Marcelo Solano, director de la Policía Municipal de San José, en entrevista con La Nación.

Por ejemplo, en la cercanías del parque la Merced, sobre avenida 6, se tiene incidencia por asaltos y por riñas, según el oficial, constantemente se atienden disputas entre personas que frecuentan el parque, en donde se ubican gran cantidad de bares y restaurantes, salas de juego y venta de lotería clandestina, al parecer, algunos de los enfrentamientos terminan en asesinatos.

Otro eje de interés para la Policía, es el mercado ubicado en calle 16, conocido como ‘Mercado la Coca Cola’ propiamente en las paradas de autobús de Pavas y Escazú. Solano apuntó que hay una prevalencia de asaltos especialmente durante la noche y la madrugada en el sitio. Igualmente ocurre sobre la calle 8 de la ciudad capital, en el bulevar que comunica la avenida central con la terminal de buses 7-10, pues las condiciones de ese sector también son pertinentes para que los delincuentes cometan asaltos.

“La propuesta urbana cuando se diseñó esa zona era ampliación de aceras, arborización, hacer amigable el espacio entre la avenida central como eje peatonal y comunicarlo a la gran inversión de esa parada de buses de provincias y zonas turísticas; sin embargo, las condiciones sobre la calle 8, la calle 10, la calle 12, que están en la cercanías de estas paradas, nos muestran que también existe prevalencia de gran cantidad de víctimas con el móvil del asalto”, agregó Solano.

La vida nocturna y las discotecas, también convierten a paseo Colón en otro de los puntos identificados por las autoridades, propicio para la comisión de delitos. “Algo pasó en ese sector porque se empezó a llenar de clubes nocturnos y de discotecas, luego de que un grupo delictivo le prendiera fuego a una discoteca en paseo Colón, eso quizás hizo que se desaceleraran algunas inversiones en la zona, pero lo cierto del caso es que Paseo Colón en las noches de los fines de semana, hay una vida nocturna acelerada y una frecuencia de asalto”.

El representante municipal argumentó que, lo que pasa en el barrio la California también se extiende a otros puntos de la ciudad, como en Los Yoses y Montes de Oca, ya que los bares y restaurantes cercanos a la Universidad de Costa Rica (UCR) y sus alrededores, son espacios concurridos por población joven, universitaria y a veces, algunos colegiales, que se ven expuestos a un robo.

“El principal móvil de robo es el teléfono y como segundo objeto son las pertenencias personales como billetera, cartera, bolso, pero el principal móvil de asalto al peatón, el principal móvil del hurto y el principal móvil de todo el conglomerado de delitos contra la propiedad, es el teléfono”, señaló.

Como medida preventiva, el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) anunció el pasado miércoles, que luego de reunirse con la Policía Municipal de San José, llegaron a un “convenio marco de cooperación para realizar patrullajes conjuntos y estrategias preventivas coordinadas”.

El MSP mencionó que se harán “trabajos de inteligencia entre Fuerza Pública y Policía Municipal de San José, para recuperar espacios públicos que han venido siendo usados para la distribución de drogas, cerca de diferentes zonas comerciales del casco central de la capital”.

Las autoridades de seguridad también detallaron que, con el objetivo de prevenir más delitos, se hará “un aprovechamiento en el uso de los equipos tecnológicos de los que goza la Policía Municipal capitalina, como las cámaras de vigilancia en tiempo real, con lo que la Fuerza Pública podrá estar informada de diferentes acontecimientos que ocurren para su respectiva atención”.

Los legisladores de la Comisión Permanente Especial de Seguridad y Narcotráfico, buscan una solución a la problemática de inseguridad que vive el país, luego de los asesinatos de Marco Calzada y Manfred Barberena, los congresistas convocaron a una audiencia a jerarcas de diferentes instituciones para analizar el tema.

Personalidades como el ministro de Seguridad, Jorge Torres, el director Regional de Fuerza Pública de San José, Randall Picado, Marcelo Solano, el director de la Policía municipal de la capital, el director de Inteligencia y Seguridad Hans Segura, y el alcalde o representante de la provincia, fueron los primeros convocados a la reunión.

“La moción está presentada justamente para que las personas encargadas de la seguridad del país y la capital, puedan explicar el fenómeno que está ocurriendo en San José y en el resto del país, lo que pretendemos es que no solamente se resuelvan uno o dos incidentes, sino que podamos atender con severidad y devolverle la paz a todos los costarricenses”, indicó el diputado Gilberto Campos, proponente de la convocatoria.

De acuerdo con Solano, tras el aumento de celulares robados, el 10 de junio pasado, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Policía de Control Fiscal (PCF), Fuerza Pública y la policía municipal josefina, requisaron el Centro Comercial El Águila, en San José, una especie de mall donde destacan decenas de compraventas en las que se comercializan teléfonos móviles y computadoras.

“Históricamente en esta área, sobre la calle 10, se han concentrado muchas compraventas de aparatos electrónicos y que propiamente, el Comercial El Águila, es un inmueble que se comunica entre sí con otros dedicados a esta actividad, por lo que es difícil ubicar los celulares robados en un edificio con varios pisos”.

En esa ocasión se decomisaron 8 dispositivos, 4 porque presentaban alteraciones por lo que podría parecer que son robados y los 4 restantes por denuncias de robo en diferentes provincias como Alajuela, Heredia y San José.

“Establecimos una nueva legislación, la Ley de Regulación de Compra y Ventas, que obliga a que la actividad compra venta no funcione en la noche, le pusimos candado a este tipo de negocios después de las 7 p. m, en todo el país ninguna compra venta puede operar durante la noche, para evitar que en asaltos como el de Manfred o Marco, el objeto que se les desprende pudiera convertirse en dinero”.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.