Eillyn Jiménez B., Reiner Montero, corresponsal GN. 27 octubre

(Video) Director de la Fuerza Pública se refiere a decomiso de marihuana en ruta 27

Un oficial de la Fuerza Pública fue baleado en sus dos piernas, luego de interceptar un vehículo en el que viajaban dos hombres, quienes en su escape le dispararon en reiteradas ocasiones y dejaron abandonada una carga de droga.

El caso empezó a desarrollarse este martes por la mañana en la ruta 27, que comunica San José con Caldera, justo dos kilómetros después del peaje de Orotina, Alajuela.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Pública (MSP), después de impactar al policía, de apellido Díaz, los sospechosos se adentraron en una zona montañosa adyacente a la carretera y al final de la tarde seguían siendo buscados por las autoridades.

“Los oficiales abordaron un carro que se encontraba en el lugar y, cuando le solicitaron a los ocupantes que se identificaran, una de las personas le disparó a uno de los compañeros en las piernas (...).

"El vehículo está en el sitio en custodia y los sujetos huyeron por una zona boscosa, donde están siendo buscados”, manifestó Seguridad por medio de la oficina de prensa.

Díaz fue trasladado al Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, en condición estable.

Según datos del Ministerio, el herido labora en la delegación de Orotina.

La Policía encontró cinco sacos con varios paquetes de marihuana dentro de un vehículo que transitaba por la ruta 27. Sus ocupantes se dieron a la fuga. Foto: MSP para LN
La Policía encontró cinco sacos con varios paquetes de marihuana dentro de un vehículo que transitaba por la ruta 27. Sus ocupantes se dieron a la fuga. Foto: MSP para LN
Alerta por presunto robo

Seguridad detalló que el motivo para movilizar personal policial fue una alerta por el presunto robo de un vehículo de color blanco, el cual fue divisado en la ruta 27, sentido Alajuela– San José.

Ante esto, comenzó una persecución y, finalmente, el automóvil fue abandonado, por lo que se coordinó con otros cuerpos policiales, como el Servicio de Vigilancia Aérea y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para la atención del caso.

Durante la inspección realizada al vehículo se encontraron cinco sacos con paquetes de marihuana y un arma de fuego.

Además, otros dos automotores ubicados en Ciudad Colón, en San José, al parecer, tienen relación con el caso. Se trata de un automóvil y un microbús.

“Dentro del vehículo que queda abandonado en Orotina se encuentran cinco sacos, que se presume que tienen marihuana, y un arma de fuego. Sin embargo, aún tenemos la operación en desarrollo, ya que en el carro que se abordó en Ciudad Colón viajaban varias personas que están siendo investigadas, con el fin de determinar si tienen o no relación con los hechos”, aseguró Daniel Calderón, director general de la Fuerza Pública.

Poco después, en el centro de Orotina, un sujeto fue capturado, ya que, aparentemente, era uno de los pasajeros del carro abandonado.

A la 1 p. m., Globalvia, empresa concesionaria de la ruta 27, informó de que la carretera estaba cerrada en el kilómetro 61. Empero, una hora después, se habilitó el tránsito con normalidad.

(Video) Operativo en ruta 27 por decomiso de droga

Los sacos con la droga son bastante coloridos Foto: MSP para LN
Los sacos con la droga son bastante coloridos Foto: MSP para LN
Caso similar

Este martes, la Policía reaccionó ante la denuncia de un carro robado, que derivó en el hallazgo de un enorme cargamento de droga.

Algo similar ocurrió el pasado 16 de octubre, en horas de la noche, cuando las autoridades recibieron una alerta por una presunta tacha de vivienda de parte de unos hombres armados y, en apariencia, violentos.

Los hechos se registraron en un condominio ubicado en Trejos Montealegre, en San Rafael de Escazú, San José.

Sin embargo, cuando la Policía llegó al inmueble, encontró una cantidad de dinero considerable y varios paquetes de cocaína, por lo que coordinó con autoridades judiciales para realizar un allanamiento.

Producto de esa diligencia judicial, en la casa se hallaron 1.986 paquetes de cocaína (cada uno pesaba un kilogramo) y 470 gramos de marihuana, así como ¢235,4 millones y $1,5 millones (¢907,8 millones) en efectivo.

Dos hombres de nacionalidad colombiana, apellidados Luna y Campo, así como una costarricense de apellidos Vanegas, permanecen en prisión preventiva por este caso.

Información actualizada a las 6:07 p. m. con más datos de los hechos.