Hugo Solano C.. 11 diciembre, 2019
La red procesada por tráfico internacional de drogas y legitimación de capitales invirtió millones en un hato distribuido en tres grandes fincas de La Cruz, Guanacaste. Foto; Cortesía del OIJ.
La red procesada por tráfico internacional de drogas y legitimación de capitales invirtió millones en un hato distribuido en tres grandes fincas de La Cruz, Guanacaste. Foto; Cortesía del OIJ.

Las 266 cabezas de ganado decomisadas a la banda de El Chiricano, sospechoso de tráfico internacional de drogas, detenido en La Cruz de Guanacaste el pasado miércoles 3 de diciembre, fueron vendidas en una subasta este martes en Cañas.

El Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) informó de que obtuvo ¢120 millones que pasaron a ser administrados por esa institución la cual, por ahora, solo podrá usar los intereses y deberá esperar la sentencia en firme para disponer de todo el dinero en sus programas antidrogas.

El Chiricano, un nicaragüense de apellidos González Carmona, se asentó en La Cruz luego de que la Policía de su país le seguía los pasos por narcotráfico.

La banda de 19 personas, entre ellos un exjuez, de apellidos León Contreras, dos oficiales de la Fuerza Pública y un expolicía (Aragón Briceño), compró fincas, carros, joyas, armas y ganado con el dinero que al parecer obtenía del trasiego de drogas provenientes de Colombia hacia el norte del continente.

El grupo, que el OIJ investigaba desde el 2018, tenía 30 toros de monta que participaban en las corridas de Zapote y otras desarrolladas en Guanacaste.

Premio a toro de la Ganadería El Coyolar, otorgado en Zapote. Tomado de Facebook de Ganadería El Coyolar
Premio a toro de la Ganadería El Coyolar, otorgado en Zapote. Tomado de Facebook de Ganadería El Coyolar

El Polvorón, uno de los toros campeones, fue vendido en ¢6 millones. En el hato habían animales de raza Brahman, Holstein, pardo, bayo y criollo, así como cruces entre ellos.

Cautelosa subasta

Como el ICD no tiene forma de administrar el ganado, articuló con otras entidades del gobierno una forma rápida de convertir el hato en dinero y así logró colocarlo en una subasta que tuvo lugar este martes en Cañas, Guanacaste.

Esta es la segunda vez que el decomiso de semovientes obliga a la institución a llevarlo a subastas para transformarlo de manera rápida en dinero, con la figura llamada disposición anticipada del bien, según el artículo 84 bis de la ley vigente.

De acuerdo con el director del ICD, Guillermo Araya, siempre existe la posibilidad de que allegados a la banda detenida traten de recuperar el hato, por lo que se acude a subastas de renombre y se identifica previamente a las personas que llegan a hacer las compras.

Afirmó que el proceso de venta está aprobado por la Contraloría General de la República y les ha servido de preámbulo para lo que será la administración de los bienes, si la Asamblea Legislativa aprueba la Ley de Extinción de Dominio, con la que se pretende golpear los capitales emergentes del crimen organizado.

Entre los más cotizados estuvieron 30 toros de monta. Algunos de ellos habían participado en corridas como las de Zapote. Foto: Cortesía ICD.
Entre los más cotizados estuvieron 30 toros de monta. Algunos de ellos habían participado en corridas como las de Zapote. Foto: Cortesía ICD.

Para calcular los precios de cada animal se usó el criterio técnico de instituciones estatales y con fe pública. Entidades como el Servicio Nacional de Sanidad Animal, la Fiscalía y el Organismo de Investigación Judicial, entre otras, ayudaron en este proceso.

En el 2012, un total de 8 caballos cuarto de milla, yeguas y potrancos que fueron decomisados a diferentes narcotraficantes, fueron subastados por el ICD en San Carlos.

Este año el ICD ha recibido, solo en efectivo, más de ¢6.000 millones provenientes de grupos narco y lavado de dólares. Se trata de más de ¢1.230 millones, así como $8,3 millones, con base en lo que dispone la Ley sobre Estupefacientes, Sustancias Psicotrópicas, Drogas de Uso no Autorizado, Actividades Conexas, Legitimación de Capitales y Financiamiento al terrorismo (N.° 8204).

(Video) ICD subastó ganado fino decomisado en caso narco

Los 19 quedaron presos

La Fiscalía Adjunta de Liberia informó de que el Juzgado Penal acogió su solicitud e impuso seis meses de prisión preventiva contra los 19 sospechosos de conformar la organización criminal dedicada a transportar cocaína desde Cuajiniquil de La Cruz hasta Nicaragua.

Para transportar los cargamentos de cocaína desde La Cruz, la banda usaba una propiedad con acceso directo a la playa.

Producto del trasiego, se cree que el grupo acumuló un importante capital económico que habrían invertido en la adquisición de al menos tres fincas llamadas El Coyolar, La Mica y Tempatal, donde desarrollaron actividades de ganadería.

Hay otras cinco propiedades pequeñas, que las autoridades también investigan como relacionadas con el grupo.

A esta organización se le decomisaron nueve carros y dos motos.

A los dos policías, de apellidos Peña Carmona y Campos Vega, se les abrió un proceso administrativo. Ambos están presos y serían despedidos una vez que se compruebe su eventual culpabilidad.

La investigación se desarrolla dentro del expediente 18-001098-0396-PE, por tráfico internacional de drogas y legitimación de capitales.

El Juzgado Penal de Liberia optó esta vez por encarcelar a los 17 hombres y dos mujeres relacionados con lavado de dólares y tráfico internacional de drogas. Datos: Fiscalía.
El Juzgado Penal de Liberia optó esta vez por encarcelar a los 17 hombres y dos mujeres relacionados con lavado de dólares y tráfico internacional de drogas. Datos: Fiscalía.