Narcotráfico

Caso Darwin: Supuesto líder de banda narco pasará un año en prisión preventiva

A otras ocho personas les impusieron la misma medida, tres cumplirán arresto domiciliario con monitoreo electrónico y presidente municipal seguirá apegado al proceso sin ninguna imposición

El presunto líder de una banda dedicada al narcotráfico en la zona sur, de apellidos González Hernández, deberá descontar al menos un año de prisión preventiva.

Así lo determinó el Juzgado Penal de Grecia, el sábado anterior, durante la segunda audiencia de solicitud de medidas cautelares contra este sujeto y otras 12 personas.

Esta diligencia se realizó en dos ocasiones, pues se determinó que en la primera oportunidad la jueza encargada pasó distraída por varios minutos con su teléfono celular.

Ante eso, los defensores de los sospechosos plantearon un recurso de apelación y fue así como se anuló la primera audiencia y se ordenó una segunda.

Además de Hernández, también pasarán encarcelados al menos por un año su esposa, apellidada Jiménez Araya, y dos hermanos de ella.

Igual medida se dictó para dos agentes judiciales, de apellidos Concepción Quiel y Campos Jiménez, y para otros tres sujetos apellidados Méndez Mora, Estribí Angulo y Quirós Salazar.

Por otra parte, tres personas de apellidos Jiménez Araya, Santos Madrigal y Gómez Arroyo cumplirán con arresto domiciliario con monitoreo electrónico e impedimento de salida del país por el plazo de 12 meses.

Finalmente, contra el presidente municipal de Corredores, Bernabé Chavarría Hernández, no se impuso ninguna medida, aunque él seguirá apegado al proceso.

La Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos apeló la decisión sobre Chavarría, ya que considera que este también debe cumplir medidas cautelares.

Dos años de pesquisas

La investigación contra esta organización dedicada al tráfico de drogas y la legitimación de capitales se inició en noviembre del 2018.

Sin embargo, no fue hasta inicios de abril que se realizaron allanamientos y se capturó a los sospechosos.

El supuesto cabecilla del grupo es un empresario dedicado a la producción de palma aceitera que junto a su esposa, tiene una propiedad en la Cuesta de Corredores, que es llamada la Finca de Darwin.

Se trata de una quinta con una moderna residencia, rancho para fiestas, lago, helipuerto y amplias zonas verdes, que está entre una plantación de palma aceitera.

Ahí había venados, saínos y en lago tenía peces como los gaspar que viven en el agua dulce y cuya existencia se conoce sobre todo en Caño Negro, en la frontera con Nicaragua.

Supuestamente, este grupo trasegaba droga que llegaba a lugares como Burica, Zancudo o Puerto Jiménez.

Luego, el estupefaciente era trasladado hasta el Pacífico central, donde una parte se comercializaba en el mercado nacional y otra se enviaba a los Estados Unidos.

Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), indicó que esta organización trasegaba por el país una tonelada de cocaína cada dos meses.

También indicó que la existencia de la organización era conocida por policías especializadas en la lucha contra el tráfico de drogas de otras naciones.

Para las autoridades, esta organización es propietaria de bienes que están valorados en más de $3 millones.

Este caso también propició la apertura de una investigación legislativa, luego de que el diputado liberacionista Gustavo Viales admitiera haber visitado el condominio donde fue detenido el líder de la banda.

Viales acudió al inmueble, ubicado en San Joaquín de Flores, el pasado Martes Santo (30 de marzo). El 6 de abril, el OIJ detuvo a González Hernández y a los otros supuestos miembros de la organización.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Mercadeo. Escribe sobre sucesos.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.