Narcotráfico

Casi dos toneladas de cocaína iban camufladas en contenedores con café y frutas

Decomisos realizados entre la noche del domingo y la madrugada del lunes en muelle de APM Terminals, en Moín, Limón

Casi dos toneladas de clorhidrato de cocaína fueron decomisadas entre la noche del domingo y la madrugada de este lunes en contenedores con productos de exportación costarricenses que iban a salir del puerto de APM Terminals, en Moín, Limón, hacia Amberes, Bélgica, en el continente europeo.

La información fue confirmada este mediodía por el ministro de Seguridad, Michael Soto, durante una conferencia de prensa desde el hangar del Servicio de Vigilancia Aérea, en el aeropuerto internacional Juan Santamaría, en Alajuela. Una de las cargas estaba compuesta por 1.130 paquetes, de un kilo, aproximadamente, embalados en 50 cajas. En tanto, el segundo contrabando estaba compuesto por 798 paquetes de un kilo, ocultos en 50 sacos. La droga iba camuflada entre carga lícita de café y fruta fresca.

Luego de trabajos de análisis y perfilamiento, la Policía de Control de Drogas (PCD) identificó los contenedores, que fueron revisados en el escáner instalado en la terminal portuaria. Tras el decomiso, no trascendió que hubiesen detenidos por este asunto.

La cocaína, en Costa Rica, tiene un valor cercano a los $7.000 por kilo, mientras que el valor asciende a entre $25.000 y $35.000 por kilo en Norteamérica y Europa. Con estos datos, se puede estimar que los 1.928 kilos incautados habrían alcanzado un valor que oscila entre $48,2 millones y $67,5 millones fuera de nuestras fronteras.

Uno de los mecanismos más frecuentes para el tráfico de drogas consiste en el camuflaje de estas sustancias en contenedores con cargas lícitas de fruta fresca o pisos cerámicos, cajas de cartón, hule o repuestos. Por eso, un solo escáner, instalado en APM Terminals de Moín, es insuficiente para controlar este flagelo, reconoció Michael Soto.

Al respecto, el jerarca aseguró que la compañía, de origen holandés, tiene el compromiso de traer “prontamente” uno o dos escáneres más para mejorar la vigilancia. Aunque no cuenta con la cifra exacta, el ministro sostiene que entre 20.000 y 30.000 contenedores se escanean al mes y lo idóneo es que toda la carga se inspeccione, tanto en los muelles del Caribe, como en el Pacífico. Sobre este asunto se intentó obtener una versión de APM Terminals, pero al cierre de esta nota no se obtuvo respuesta.

En la conferencia de este lunes, Soto aseguró que en cuatro años de gestión, el país ha logrado incautarse de 233 toneladas de marihuana y cocaína en diferentes operativos. Además, del 2020 a la fecha se han detectado 39 contenedores que llevaban carga lícita a Europa o Norteamérica, que llevaban también droga camuflada. Solo en contenedores, en ese plazo se encontraron 35,5 toneladas de cocaína.

El caso más grave trascendió el 15 de febrero del 2020, cuando casi seis toneladas de cocaína fueron halladas en un contenedor que se encontraba en las instalaciones de APM Terminals, listo para salir hacia Holanda.

Es, hasta ahora, el mayor cargamento detectado en el país y valorado en aquel momento en unos €126 millones (unos ¢88.900 millones al tipo de cambio actual). La droga iba oculta en un contenedor de plantas ornamentales con destino a Róterdam, Holanda.

Vanessa Loaiza N.

Vanessa Loaiza N.

Editora de Sucesos. Trabaja en la Redacción de La Nación desde 1998. Se especializó en temas de Infraestructura, concesión de obra pública, contratación administrativa y Transportes.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.