Narcotráfico

Lavacar en San Joaquín de Flores escondía 453 kilos de cocaína en fosas

El decomiso se realizó luego de un aparente robo de vehículo reportado en el lugar

OIJ halla 449 kilos de cocaína enterrados en propiedad donde se encontraba un lavacar en Heredia. Foto OIJ.

Oculta en unas fosas estaba una aparente carga de cocaína que fue decomisada este martes por la mañana por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). El allanamiento se realizó en una propiedad donde su ubica un autolavado en San Joaquín de Flores, Heredia, donde el cuerpo policial se incautó de 453 kilos del estupefaciente.

“La supuesta droga estaba enterrada dentro de unas fosas las cuales fueron hechas con unas tanquetas grandes que contenían la droga, se contó con el apoyo de un back-hoe de la municipalidad del cantón para excavar y sacar la evidencia”, informó la oficina de prensa del OIJ.

El decomiso se realiza luego de una alerta que recibió el OIJ por un aparente robo de vehículo que se reportó en el autolavado, donde llegaron dos carros con varios sujetos que por su vestimenta simularon ser policías judiciales, quienes en el lugar sustrajeron un automóvil moderno y se dieron a la fuga.

“Tras el reporte, los agentes judiciales se aproximan al lugar para realizar la investigación y estando en el sitio observan que dentro de la propiedad habían lo que parecía ser fosas y unos aparentes paquetes de droga, en ese momento en coordinación con el Ministerio Público se realizó el allanamiento”, agregó Diego Quesada, investigador del OIJ de Heredia.

Por este hecho se detuvo a dos hombres identificados como Cubillo Bonilla de 43 años, quien al parecer alquilaba el inmueble, un colombiano apellidado Chica Uribe de 44 años y una mujer panameña de apellidos, Pinzón Montezuma de 42 años. Estos últimos son quienes en apariencia cuidaban el lugar, los sujetos serán remitidos al Ministerio Público para definir su situación.

OIJ halla 449 kilos de cocaína enterrados en propiedad donde se encontraba un lavacar en Heredia. Foto OIJ.

Si bien las fosas para ocultar droga no son comunes ni tan frecuentes, esta no es la primera vez que la policía encuentra una carga como esta, en 2017 un pescador de pianguas enterró un tanque metálico para ocultar 700 kilos de cocaína, el depósito estaba cubierto con miles de conchas y servía como una bodega para almacenar la droga.

La fosa se ubicaba en un terreno en Ajuntaderas de Sierpe de Osa, Puntarenas, con accesos terrestres y marítimos, esto gracias a la cercanía con los canales del Humedal Nacional Térraba – Sierpe, que desembocan en el océano Pacífico.

Luego de un informe confidencial, los policías llegaron a un lugar donde había una acumulación de conchas y luego de removerlas encontraron una tapa que cubría un orificio de unos 50 centímetros de diámetro donde había paquetes con una envoltura plástica.

En 2016 también hubo un caso de una agrupación de narcotraficantes que tenía enterrada una gran cantidad de cocaína detrás de una casa a 200 metros de la playa, en Mogos de Sierpe, en Osa Puntarenas. La Policía encontró la droga justo en el momento en que unos sujetos cavaban unas fosas para ocultar los estupefacientes.

En esa ocasión, las autoridades estimaron que se trataba de unas 60 pacas con más de una tonelada de droga.

Paula Córdoba

Paula Córdoba

Estudiante de Comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre Sucesos y Judiciales. Ganadora del premio 2021 Alberto Martén Chavarría de la Cámara Norteamericana de Comercio (AmCham).

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.