Hugo Solano C.. 6 julio
El operativo se desarrolló el 30 de abril del 2019 en el barrio chino y permitió al OIJ y la Fiscalía decomisar dinero y detener a los sospechosos, Foto: Rafael Pacheco.
El operativo se desarrolló el 30 de abril del 2019 en el barrio chino y permitió al OIJ y la Fiscalía decomisar dinero y detener a los sospechosos, Foto: Rafael Pacheco.

El Tribunal Penal de San José absolvió la mañana de este lunes a cuatro asiáticos de apellidos Weng, Feng, Hu y Li, quienes fueron acusados del delito de legitimación de capitales.

Aunque el Ministerio Público solicitó que se les condenara a 15 años de prisión a cada uno, los jueces no lo consideraron así y esta mañana dictaron la sentencia absolutoria y ordenaron dejar libres a los imputados.

Aunque la Fiscalía relacionó a seis sujetos con el delito, en el juicio estuvieron solo cuatro, pues una mujer apellidada Urquidi y un sujeto apellidado Weng no fueron encontrados y se les declaró en rebeldía.

Ante la resolución del Tribunal, la Fiscalía Adjunta contra la Legitimación de Capitales y Capitales Emergentes esperará la sentencia integral para proceder con la apelación y pedirá que se ordene un nuevo debate.

Según la Fiscalía, existen pruebas suficientes y necesarias para demostrar la culpabilidad de las personas por incurrir en conductas muy graves de crimen organizado.

“La Fiscalía y el OIJ realizaron una investigación seria y apegada a la legislación, y aportaron elementos de prueba contundentes que, a criterio del Ministerio Público, demuestran que las conductas delictivas sí se cometieron por parte de los imputados”, sostiene el ente acusador.

Al formular la acusación en el juicio, que comenzó el 27 de abril, la Fiscalía indicó que, en apariencia, los acusados y demás investigados, alquilaron tres apartamentos, dos con un costo mensual total de $1300 y el tercero con un valor anual de $7.700. Además, adquirieron dos carros valorados en $83.000.

Al parecer los investigados en fuga (Urquidi y Weng), junto con Li se mantuvieron abastecidos de forma constante con dinero de actividades ilícitas, provenientes de terceros países de la región.

Al parecer, ocultaban su origen entregando montos desde $100.000 hasta $1.000.000 a personas aún no identificadas; sin embargo, en el juicio que terminó este lunes los jueces no tuvieron los presupuestos requeridos para condenar a los extranjeros.

El fallo estuvo a cargo de Mercedes Jiménez, Laura Sánchez y Freddy Arias, jueces del Tribunal Penal en el Primer Circuito Judicial de San José.

El caso se remonta al 30 de abril del 2019, durante un allanamiento realizado por de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y el Ministerio Público en el que se detuvo a los sujetos en el barrio chino de San José y se les decomisaron más de 82 paquetes con el equivalente en dólares a unos ¢1.800 millones.

El dinero estaba en una cuartería que queda 400 al oeste del OIJ, donde hubo un amplio despliegue policial para detener a los sospechosos.

El caso se investigó en el expediente 18-000029-1322-PE.

Un importante cargamento de dólares estaba en una habitación de un edificio antiguo, donde funcionan oficinas y locales de alquiler. Foto: OIJ.
Un importante cargamento de dólares estaba en una habitación de un edificio antiguo, donde funcionan oficinas y locales de alquiler. Foto: OIJ.