Hugo Solano C.. 11 agosto
En el debate, realizado en el Tribunal Penal de Limón, se probó que el imputado contactó vía telefónica a la víctima, de 12 años, y le pidió que llegara a un determinado lugar, donde la agredió sexualmente. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
En el debate, realizado en el Tribunal Penal de Limón, se probó que el imputado contactó vía telefónica a la víctima, de 12 años, y le pidió que llegara a un determinado lugar, donde la agredió sexualmente. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Un joven de 22 años, identificado como Breyner Andino Luna, fue sentenciado la tarde del lunes en el Tribunal Penal de Limón como responsable de violar a una menor de edad, por lo que le dictaron 30 años de prisión.

De acuerdo con la acusación impulsada por la Fiscalía Adjunta de Limón, los hechos ocurrieron en febrero del 2018, en Penshurt, distrito Valle La Estrella, Limón.

En el debate se probó que el imputado contactó vía telefónica a la víctima, de 12 años, y le pidió que llegara a un determinado lugar, donde la agredió sexualmente, luego le advirtió que no le contara nada a nadie, dice un comunicado de la Fiscalía.

Añade que ese mismo año, Andino volvió a contactar a la niña en dos ocasiones y le exigió que llegara a lugares solitarios específicos, donde aprovechaba para violarla.

La Fiscalía abrió la investigación en contra del muchacho, luego de que la menor le contara a su mamá lo que le estaba ocurriendo y la mujer interpuso la denuncia.

Mientras la sentencia queda en firme, el imputado cumplirá seis meses en prisión preventiva.

Uno de los casos recientes por delitos sexuales ocurrió el 15 de junio en Pococí, Limón. Ahí fueron condenados dos integrantes, de una banda de cuatro, que asaltaban viviendas y violaban a las mujeres que encontraban en ellas.

Gracias a reconocimientos de algunas víctimas se les pudieron probar los hechos y se les condenó a más de 400 años de cárcel a cada uno.

Se trata de Ronald Chacón Alvarado y Anthony Morera Calderón, quienes entre el 8 de febrero y el 30 de marzo del 2018 sembraron en terror en Pococí, Guácimo y Puriscal. Hubo un total de 26 víctimas en siete casos diferentes.

Chacón Alvarado todavía tiene pendiente un juicio por violación y abusos sexuales contra una menor.