Judiciales

Tiendas de ‘souvenirs’ vendían collares con insectos y mariposas incrustados en resina

OIJ realizó nueve allanamientos y detuvo a una mujer de 56 años, sospechosa de traer los artículos desde Panamá y ponerlos a la venta en los comercios.

Tres tiendas de souvenirs ubicadas en el aeropuerto internacional Juan Santamaría y otra en Playas del Coco, vendían insectos y mariposas incrustadas en resina, en apariencia una mujer de 56 años apellidada Velásquez, traía desde Panamá llaveros, collares y dijes que tenían a los animales en su interior.

Por este caso, se realizaron la mañana de este viernes nueve allanamientos donde se revisaron los locales donde se comercializaban los objetos, la casa de la sospechosa en Santa Ana, San José y simultáneamente policías panameños allanaron una vivienda y tres bodegas en ese país, que presuntamente, pertenecen a Velásquez.

Los cuerpos policiales lograron incautar aproximadamente 1.800 unidades entre los llaveros, collares y dijes que tenían a los animales en su interior.

La investigación inició en 2020, cuando ingresó una denuncia al Ministerio Público por el aparente trasiego internacional de vida silvestre, los registros se realizaron mediante un trabajo en conjunto de agentes de la sección contra los Delitos Medioambientales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la Fiscalía Adjunta Ambiental del Ministerio Público y la Fiscalía Ambiental de Panamá.

Al parecer, la sospechosa ponía a la venta los artículos en las tiendas de artesanías. Ella quedó a las órdenes de la Fiscalía Adjunta Ambiental del Ministerio Público quien determinará su situación jurídica.

En 2020, las denuncias por tráfico de especies crecieron un 963% en apenas un periodo. Pasaron de 89 reportes en el 2019 a 946 en el 2020.

Las orquídeas en miniatura, escarabajos, ranas, aletas de tiburón y madera de cocobolo (Dalbergia retusa), entre otras, son de las especies más apetecidas por grupos dedicados al comercio ilegal de flora y fauna silvestre, muchos de los cuales incluyen a biólogos y otros científicos.

Según el fiscal ambiental, Luis Diego Hernández, en declaraciones a La Nación en 2021, nuestro país se convirtió en proveedor de especies de vida silvestre, que se pagan muy bien en mercados internacionales como Alemania, República Checa, España, Rusia, Estados Unidos y Canadá.

Paula Córdoba

Paula Córdoba

Estudiante de Comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre Sucesos y Judiciales. Ganadora del premio 2021 Alberto Martén Chavarría de la Cámara Norteamericana de Comercio (AmCham).

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.