Judiciales

Sujeto vinculado con banda de Diablo se declara culpable de lavado de dinero en Nicaragua

El hombre, de 27 años, fue detenido a finales de marzo cuando transitaba en una camioneta en la que se encontraron ocultos $2,1 millones

El nicaragüense Danis Antonio Mendoza García, quien en Costa Rica es considerado como una persona muy cercana a Alejandro Arias Monge, alias Diablo, admitió ante un juez nicaragüense ser responsable de lavado de dinero, tenencia y uso de armas restringidas, así como portación de armas de fuego.

La aceptación de Mendoza, quien además estuvo casado con la hermana de Arias, se registró en abril, pero trascendió hasta esta semana, casi tres meses después de su captura en el vecino país del norte, registrada a finales de marzo.

De acuerdo con el Juzgado Sétimo Distrito Penal de Audiencia, la declaración de culpabilidad de alias Bato fue aceptada por el juez Abelardo Alvir, pero hasta ahora su sentencia no se ha dado a conocer.

No obstante, trascendió que el Ministerio Público pidió una pena de 11 años de cárcel por el delito de lavado de dinero, así como tres veces el pago de los activos lavados.

También solicitó seis meses de prisión y cincuenta días de multa por la portación de armas de fuego y cinco años y 200 días de multa por fabricación, tráfico, tenencia y uso de armas restringidas, reseñó el diario La Prensa.

A Mendoza, de 27 años, se le detuvo cuando transitaba por la carretera que conduce a Juigalpa, un municipio ubicado a 39,5 kilómetros del municipio de Comalapa, en el Departamento de Chinandega, donde el sujeto desobedeció una orden policial.

Ese día, la Policía Nacional de Nicaragua informó de que el sujeto viajaba en una camioneta marca BMW y, ante una orden policial de detenerse en un control en carretera, intentó darse a la fuga.

Luego de la inspección respectiva al vehículo, se hallaron en total $2,1 millones (¢1.300 millones) escondidos en el piso de los asientos, por lo que Mendoza, conocido como Bato, fue aprehendido.

El dinero iba distribuido en 73 paquetes rectangulares, precisaron las autoridades.

Además, decomisaron un fusil de asalto AK– 47 con la serie borrada, 11 municiones para fusil calibre 7.62, ocho casquillos percutidos de escopeta calibre 12 y dos casquillos percutidos de un arma de fuego calibre nueve milímetros.

Posteriormente, a Mendoza le allanaron la casa en barrio Gaspar García Laviana, en el municidio de Mateare, departamento de Managua, donde los oficiales decomisaron un pick– up, una pistola, una computadora, $5.000 (¢3,1 millones) y 10.660 córdobas (¢187.000).

Con historial en Costa Rica

Mendoza García registra varias capturas en Costa Rica. Una de ellas fue en Sarapiquí, Heredia, en el 2014 por tentativa de homicidio. Después, en el 2017 hubo otra en Pococí por receptación y un año después, lo reseñaron por portación ilícita de arma de fuego permitida.

Asimismo, se le investigó en el 2018 como uno de los sospechosos de participar en una serie de robos a cajeros automáticos.

En los últimos meses se le vinculó como uno de los guardaespaldas de Diablo e incluso fuentes judiciales dijeron que Mendoza tiene una causa en el Juzgado de Pensiones del Segundo Circuito Judicial de Pococí, que la interpuso una hermana de Diablo.

La página del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) precisa que Mendoza García se casó con la mujer de apellidos Arias Monge en octubre del 2017 y se divorciaron en marzo del 2019. Producto de su unión nació una niña que en la actualidad tiene 2 años.

Alejandro Arias Monge es uno los individuos más buscados por la Policía en el suelo costarricense, pues lo relacionan con múltiples delitos relacionados con el tráfico de drogas.

Empero, a inicios de junio, se supo que una serie de datos anónimos recibidos por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) sugieren que Diablo, al parecer, murió fuera de territorio nacional.

Así lo confirmó el director de la Policía Judicial, Wálter Espinoza Espinoza, quien agregó que sobre Arias Monge han recibido datos de todo naturaleza.

“No todos comprobados, no todos responden a hipótesis razonables y no todos pueden ser verificados de manera sencilla”, señaló.

Espinoza agregó que algunas informaciones recibidas señalan que el sujeto se encuentra en Panamá o en Nicaragua. Otras indican que se mantiene en el país pero con un bajo perfil, y otras versiones aseguran que falleció fuera de nuestras fronteras.

El jerarca judicial también manifestó que esos informes confidenciales coinciden con el alejamiento de Arias de las redes sociales, medios que con mucha frecuencia utilizaba para hacer ostentación de su poderío y para lanzar amenazas a las autoridades.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.