Carlos Arguedas C.. 30 noviembre, 2020
El oficial tenía 12 años de laborar para el OIJ. En los últimos años se desempeñaba en la delegación de Pérez Zeledón. Foto archivo Albert Marín
El oficial tenía 12 años de laborar para el OIJ. En los últimos años se desempeñaba en la delegación de Pérez Zeledón. Foto archivo Albert Marín

Un agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) fue despedido sin responsabilidad patronal por, supuestamente, tener relaciones de amistad con personas ligadas al narcotráfico.

La decisión la adoptó el Consejo Superior, principal órgano administrativo del Poder Judicial, el pasado 8 de octubre, al rechazar un recurso extraordinario de revisión a la orden de cesantía, que fue interpuesto por la defensa del oficial, de apellidos Alemán Rodríguez.

Alemán, por medio de su abogado Jorge Enrique Infante Arias, intentó que el Poder Judicial lo reinstalara en el puesto luego de que el Tribunal Penal de Juicio de Puntarenas lo absolvió, en marzo pasado, de toda pena y responsabilidad por los mismos hechos por los cuales se le separó del cargo.

“Lo primero que debe excluirse es cualquier afirmación de que el señor Alemán participó en una operación criminal dedicada al narcotráfico. La absolutoria del Tribunal Penal de Puntarenas a favor de todos los acusados no admite posición en contrario. Segundo, que ninguna de las personas con las que se relacionó al agente en la acusación disciplinaria tenían antecedentes penales anteriores, ni fueron condenados en el proceso penal”, señaló Infante.

Sin embargo, el Consejo Superior, luego de estudiar el caso, determinó que el proceso en sede disciplinaria no se fundamentó en intervenciones telefónicas que fueron consideradas nulas en sede penal, sino en otros elementos.

En este caso, “procede la aplicación del régimen disciplinario en sede administrativa, por cuanto las conductas acusadas fueran analizadas a tenor de los que establece la normativa propia del Poder Judicial y como bien lo señala el a quo (el Tribunal de la Inspección Judicial), fueron debidamente probadas con los elementos incorporados y constituyen una falta gravísima por incorrecciones en su vida privada que afecta la imagen del poder judicial y son contrarias al código de ética del Organismo de Investigación Judicial”, añade la resolución del Consejo Superior.

La falta cometida por Alemán fue considerada como gravísima y se le impuso la sanción de revocatoria de nombramiento.

Hechos

Alemán Rodríquez se desempeñaba en el OIJ de Pérez Zeledón y laboraba en el Poder Judicial desde el 2008.

Este hombre había sido detenido en marzo del 2017 cuando se le atribuyó que, supuestamente, habría dado asesoría a un grupo narco que enviaba cocaína a España, Inglaterra y Estados Unidos.

“Su función era de asesoría, dar datos y aprovechar su experiencia policial para transmitir su conocimiento a la organización criminal”, aseveró en aquel momento Wálter Espinoza Espinoza, director, del OIJ.

En tanto el fiscal general, Jorge Chavarría Guzmán, dijo que es algo normal que las agrupaciones criminales busquen penetrar en las instituciones judiciales, pero lo importante es que sean detectados.

Alemán, junto con otras siete personas, fueron juzgadas en Puntarenas entre enero y marzo de este año. Al final, los jueces absolvieron a las ocho personas del tráfico internacional de drogas porque la acusación incluía al menos 14 intervenciones telefónicas hechas de manera ilegal, sin la autorización correspondiente, entre el 28 de febrero y el 27 de mayo del 2016.