Eillyn Jiménez B.. 21 diciembre, 2019
El menor de 14 años relató que los abusos se cometieron durante varios años. Foto con fines ilustrativos/ Shutterstock
El menor de 14 años relató que los abusos se cometieron durante varios años. Foto con fines ilustrativos/ Shutterstock

Un pastor costarricense fue detenido por el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas, en Nevada, Estados Unidos, como sospechoso de abusar sexualmente a un joven de 14 años.

Así lo informó ese cuerpo policial en un comunicado, en el que detalló que la captura se realizó este viernes 20 de diciembre, un día después de recibir la denuncia de la víctima en la Sección Juvenil de Agresión Sexual.

El sospechoso es un hombre de apellidos Retana Reyes, de 44 años, quien es pastor de una iglesia ubicada cerca de la cuadra 2000 de Michael Way, cerca de Mead Boulevard.

De acuerdo con el parte policial, al parecer, el hombre atrajo al menor con una computadora y luego cometió los delitos.

Ante la situación, el hombre permanece en un centro de detención del condado de Clark, mientras se le investiga por diferentes cargos de abuso sexual en contra del muchacho, quien dijo a los detectives que los hechos se dieron durante varios años, sin precisar desde cuándo.

Además, las autoridades informaron de que se le rechazó la posibilidad de que saliera bajo fianza.

La Policía recalcó que debido a su cargo religioso, Retana podría estar involucrado en otros delitos similares en contra de personas que aún no han acudido a las autoridades, por lo que hizo un llamado a denunciar.

“Cualquier persona que crea que fue víctima de Retana, se le insta a contactar al Sección Juvenil de Agresión Sexual del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas al teléfono 702-828-3421”, precisaron.

Agregaron que en caso de denuncias anónimas se pueden comunicar al 702-385-5555 o ingresar a la página www.crimestoppersofnv.com.

El pastor será juzgado en Estados Unidos por los hechos, ya que fue ahí donde se registraron.

Según el medio digital Las Vegas Review Journal, Retana fue ordenado en el 2002 y fundó una iglesia dos años después, en el 2004.

En la página de la iglesia Oasis de Paz se detalla que el hombre está casado y es padre de un niño.

En Nevada, las sanciones penales por abusos sexuales a menores pueden incluir encarcelamiento, multas, registro como delincuente sexual y restricciones a la libertad condicional.