Judiciales

Masajista y allegado descontarán 35 años por homicidio de taxista ramonense y guarda de Cartago

Otros dos sospechosos serán enjuiciados a partir del lunes en causa aparte

La masajista declaró días atrás ante los jueces  Rodrigo Salas Rojas (presidente),   Maria Marta Montes de Oca y Hernán Moya Ureña, quienes este jueves la condenaron junto a otro implicado a 35 años. Foto: Andrés Garita.

Una masajista de 29 años, identificada como Karla Patricia Venegas Ortega y un allegado de ella, llamado Joshuar Álvarez Álvarez, de 21 años, deberán descontar 35 años de cárcel, según la pena impuesta la tarde de este jueves por el Tribunal Penal de Puntarenas, que los declaró responsables de dos asesinatos y varios robos perpetrados en octubre del 2019.

Los fallecidos fueron el taxista Amancio Hernández Rodríguez, de 32 años, y el guarda Leonardo Barboza Cerdas, de 37, quien laboraba en un club nocturno en Paraíso de Cartago.

Los hechos delictivos comenzaron a desarrollarse el 27 de octubre de ese año, cuando los imputados, junto con otros dos sujetos de apellidos, Chaves Brenes, de 21 años y Alfaro González, de 33, abordaron a Amancio Hernández, en San Ramón de Alajuela, para que les realizara un servicio de transporte hasta Esparza. Durante el trayecto los pasajeros le propinaron al taxista informal dos balazos en la cabeza y lo despojaron de su billetera, el celular y las tarjetas de crédito.

Luego, abandonaron el cuerpo a la orilla de un río en San Jerónimo de Esparza y se llevaron el vehículo de Hernández hasta Paraíso de Cartago. Allí, el lunes 28 de octubre, poco después de las 2 a. m., llegaron a un club nocturno y hotel de paso, donde ingresaron de manera violenta.

En ese lugar le dispararon en la cabeza a Barboza, ya que intentó repeler el asalto. El hombre falleció minutos después de ingresar al Hospital Max Peralta de Cartago. El guarda era casado y padre de dos hijos.

Luego, los sospechosos amenazaron a empleados y clientes del local para robarles el dinero, una suma superior a los ¢400.000 y huyeron. El vehículo de Hernández fue localizado poco después en El Rosal de Esparza.

Los imputados fueron aprehendidos en enero del 2020, luego de que la Fiscalía dirigiera cuatro allanamientos en San Ramón, Barranca, Garabito y Esparza, en Puntarenas. Desde entonces descontaban prisión preventiva.

La masajista sentenciada es oriunda de Alajuela, vecina de San Juan Grande de Esparza y madre de tres menores. Por su parte, Álvarez es soltero, oriundo y vecino de Corredores.

El juicio contra los otros dos sospechosos comenzará el lunes 7 de febrero y se desarrollará por aparte, debido a problemas de salud de la defensa.

La sentencia fue dictada por los jueces Rodrigo Salas Rojas, María Marta Montes de Oca y Hernán Moya Ureña. La representante fiscal fue Maricris Soto.

Información actualizada el 4/2/22 con datos de la Fiscalía

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.