Judiciales

Hermanas estuvieron detrás de secuestro a modelo de 19 años

Juez les impuso arresto domiciliar con tobillera a ellas y a otras tres personas que participaron en el ilícito. Fiscalía comunicó que apeló el fallo

Dos hermanas, de apellidos Solano Murillo (de 20 y 26 años), estuvieron detrás del secuestro de un modelo de 19 años, quien estuvo privado de libertad durante casi un día en una casa ubicada en Rossiter Carballo, en La Uruca, San José. La información fue confirmada por el Ministerio Público ante una consulta de este medio.

La versión preliminar de las autoridades es que ellas, en conjunto con otras tres personas, retuvieron al joven, mientras llamaban a la mamá y a la pareja del ofendido para exigirles ¢500.000 para liberarlo con bien. En medio de las negociaciones, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tomó el control, lo cual permitió la captura de los malhechores.

El resto de detenidos son dos mujeres de apellidos Murillo Camacho, Rodríguez Chaves y un hombre: Retana Torres. Ellos son perseguidos por el delito de secuestro extorsivo, por lo que, tras la audiencia de solicitud de medidas cautelares, el Juzgado Penal de San José se decantó por imponerles arresto domiciliario con tobillera electrónica, así como la prohibición de mantener contacto con la víctima y testigos y el impedimento de perturbar o molestar a la parte ofendida.

Debido a que la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos considera oportuno dictarles prisión preventiva, comunicó que apeló la decisión judicial. Ahora se deberá esperar a que el Tribunal Penal fije una fecha para la nueva diligencia, en donde el Ministerio Público insistirá en la urgencia de encerrarlos tras las rejas. El caso se tramita bajo el expediente 21-024026-0042-PE.

Denuncia permitió capturas

La Policía Judicial informó que el viernes fueron detenidos los tres primeros vinculados con este caso, quienes son de apellidos Rodríguez, de 46 años, Solano, de 20, y Retana, de 19. Ellos supuestamente fingieron ser amigos de la víctima para poder citarlo, sin malicia alguna, pasada la medianoche del jueves en Guadalupe, San José.

Debido a la confianza que había, el ofendido accedió, pero una vez que llegó lo privaron de libertad. En paralelo, llamaron a la madre y a la pareja del modelo para exigirles el pago por su liberación. Los familiares denunciaron la situación, lo cual permitió que los agentes intervinieran en las negociaciones. Tras casi un día de permanecer secuestrado, los parientes y los delincuentes concretaron un encuentro para el viernes a eso de las 4 p. m. en las cercanías del Parque Nacional, en San José.

Cuando llegó la hora, Rodríguez se presentó a negociar el dinero pactado, pero fue detenida inmediatamente. A los 200 metros estaban los otros dos secuestradores, quienes en apariencia mantenían a la víctima intimidada con arma blanca. Una vez que se hicieron estas detenciones, la investigación continuó, lo cual le permitió ubicar la casa donde estuvo secuestrado. El sábado por la tarde los agentes allanaron la vivienda y allí detuvieron a la otra hermana Solano y a Murillo.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.