Judiciales

Fiscalía pide 28 años contra el exsacerdote Mauricio Víquez por delitos sexuales contra menor

Sentencia se leerá este miércoles a las 10:30 a. m. Excura precisó en su declaración el periodo en que estuvo como párroco en la iglesia de Patarrá

La Fiscalía pidió la mañana de este martes 28 años de cárcel contra el exsacerdote Mauricio Víquez, durante la fase de conclusiones del juicio que se sigue en su contra desde el martes pasado por delitos sexuales. Según la representante del Ministerio Público, Ana Victoria Rojas, entre el 1.° de julio y el 31 de setiembre del 2003, el excura habría violado y abusado de un menor de 11 años que realizaba algunas labores en el templo San Juan Bautista, en Patarrá.

Aunque en el debate se juzgan dos delitos de abuso sexual contra persona menor de edad, dos violaciones agravadas y un delito de corrupción agravada, la fiscala solo pidió la pena de 10 años por un delito de abuso y 18 por uno de violación. Este martes el excura, en una breve declaración de la que pidió no reproducir su voz ni su imagen, precisó la fecha en la que dejó de colaborar en la iglesia de Patarrá, Desamparados, donde habrían ocurrido los hechos que se le atribuyen, con el fin de dejar patente que a finales de julio del 2003 ya no estaba en esa parroquia.

Ana Victoria Rojas reconoció que no se pudo acreditar la fecha de los otros tres delitos acusados, razón por la cual pidió la absolutoria por esos hechos, aunque acoge la versión declarada por el denunciante durante el debate, en el sentido de que esos delitos sí ocurrieron. “El acusado en esta causa no es cualquier persona, era un sacerdote en el ejercicio de sus funciones para ese momento y se desempeñaba en la parroquia de Patarrá”, sostuvo Rojas.

Agregó que el ofendido veía al sacerdote como una persona de autoridad y se encontraba en una condición vulnerable, pues como venía de un hogar disfuncional donde faltaba comida y dinero, llegó pidiendo trabajo a la Iglesia católica, confiando en que le iban a ayudar.

Según el abogado codefensor del denunciante, Rodolfo Alvarado Moreno, lo expuesto por el excura no es relevante para el resultado final que esperan obtener, el cual sería la condena contra Víquez y el pago de la acción civil resarcitoria por los daños. En sus conclusiones, pidió al Tribunal 47 años de cárcel.

Luego de escuchar a todas las partes, el Tribunal fijó para este miércoles a las 10:30 a. m. la lectura de la sentencia.

En a tarde presentó sus conclusiones el defensor del exsacerdote, Rafael Rodríguez, quien insiste en que Víquez no estaba en la parroquia desde el 28 de julio, cuando fue destituido, lo cual en parte coincide con la fecha en que se están denunciando los hechos.

“Acreditamos y demostramos que los hechos que se denunciaron no pudieron haber sucedido, no solo porque son falsos, sino porque se demostró que don Mauricio Víquez no se encontraba en el sitio durante las fechas en que se dice que ocurrieron esos hechos”, explicó.

Añadió que por esa situación el mismo Ministerio Público tuvo que pedir absolutoria para tres de los delitos acusados, al quedar acreditado que en esa época ya Víquez no estaba en el lugar. Agregó que hubo una serie de discordancias en las manifestaciones que el denunciante brindó a lo largo del proceso, las cuales no coinciden con las de otros testigos que presentaron.

“Hubo incongruencias que no dan credibilidad a esas versiones y como tal gestionamos, precisamente, por esa falta de credibilidad y por esa mentira que se vino a plasmar, la absolutoria de don Mauricio”, puntualizó.

La víctima, de apellidos Alvarado Quirós, actualmente tiene 30 años. El hombre denunció en el 2018 a Víquez y fue uno de los que declaró en el presente juicio.

El Tribunal Penal de Desamparados declaró prescritas las denuncias de otros tres varones por otros abusos sexuales que le atribuían a Víquez y que elevarían a 61, en lugar de cinco, los delitos sexuales en su contra, decisión que fue apelada y aún está por resolver.

El traslado del debate a San José obedece a que se requiere más espacio por la cantidad de abogados, testigos, público y medios de prensa involucrados, con el fin de acatar las disposiciones del Ministerio de Salud por la emergencia sanitaria de la covid–19.

El Tribunal está integrado por los jueces Willy Escalante, Henry Castro y la jueza Ana Patricia Mora.

– Los hechos denunciados habrían ocurrido en el 2003 en en el templo San Juan Bautista de Patarrá.

– La denuncia fue interpuesta en octubre del 2018.

– Mauricio Víquez dejó el país en enero del 2019, salió primero hacia Panamá y luego a México.

– En febrero del 2019 el Vaticano expulsó a Víquez del sacerdocio.

– El excura fue capturado en Monterrey, estado de Nuevo León, México, el 18 de agosto del 2019.

– El 6 de mayo del 2021, Víquez llegó esposado al país, tras ser extraditado de México.

– El 7 de mayo del 2021 se le dictó prisión preventiva.

– El 24 de enero del 2022 comenzó el juicio en su contra, pero fue anulado el 14 de febrero pasado.

–El 4 de marzo del 2022 se le amplió la prisión preventiva por dos meses más.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.