Hugo Solano C.. 8 julio
Los casos que investiga la Fiscalía ocurrieron la semana pasada con personas que llegaron al San Juan de Dios. Foto: Albert Marín.
Los casos que investiga la Fiscalía ocurrieron la semana pasada con personas que llegaron al San Juan de Dios. Foto: Albert Marín.

Dos casos distintos de personas que acudieron la semana pasada al Hospital San Juan de Dios y no alertaron a su llegada que tenían cercanía con personas afectadas por covid-19 serán investigados por el delito de desobediencia.

La Fiscalía Adjunta del I Circuito Judicial de San José ya abrió una investigación para identificar y procesar a una persona que asistió a ese centro médico el miércoles de la semana pasada.

“De momento, el caso se tramita contra ignorado, es decir, no hay personas imputadas individualizadas, sin embargo, este despacho le solicitará una serie de diligencias al Organismo de Investigación Judicial y, posteriormente, esta institución deberá remitirle un informe policial”, dice un comunicado de la Fiscalía

A la investigación se le asignó el número de expediente 20-000454-0619-PE.

De igual manera, el viernes 3 de julio abrieron otro proceso penal, luego de conocer que una pareja se presentó a ese hospital para un parto por cesárea y la mujer habría omitido decir que su esposo tenía una orden sanitaria por estar infectado con la covid-19.

Luego del nacimiento del bebé la madre contó que su marido tenía la enfermedad, por lo que se le practicó la prueba que también tuvo resultado positivo, no así la del bebé. Este hecho se mantiene en investigación bajo el número de causa 20-000434-0619-PE.

Esa vez fue necesario aislar en cuarentena a 16 trabajadores del centro médico, debido a la omisión inicial de la mujer.

En ambos casos se puso en riesgo de contagio tanto al personal hospitalario, como a otros pacientes.

El artículo 314 del Código Penal establece que se impondrá prisión de seis meses a tres años, “a quien no cumpla o no haga cumplir, en todos sus extremos, la orden impartida por un órgano jurisdiccional o por un funcionario público en el ejercicio de sus funciones, siempre que se haya comunicado personalmente, salvo si se trata de la propia detención”.