Judiciales

De nuevo al banquillo: Ojos Bellos enfrentará juicio por participar en crimen de pescador y sobrino

Entre los imputados por este doble homicidio, registrado en mayo del 2018, está un doctor que trabajaba en el Hospital Tony Facio cuando ocurrieron los hechos

Dinier Estrada Jiménez, conocido como Ojos Bellos, enfrentará un nuevo juicio a partir de este 19 de agosto, ya que figura como sospechoso de participar en un doble homicidio registrado en barrio La Colina, en Limón, el 5 de mayo del 2018.

Además del líder narco, figuran como imputados un doctor de apellidos Ching Jiménez, quien laboraba en el Hospital Tony Facio cuando ocurrieron los hechos, y cuatro sujetos más.

Los otros sospechosos responden a los apellidos Estrada Sanarrusia (hermano del líder narco), Brenes Ramírez, Córdoba Torres y Smith Núñez.

A los cinco se les acusa por los delitos de homicidio calificado, secuestro extorsivo y asociación ilícita en perjuicio del pescador Elvis Rosalio Alvarado González, de 28 años, y un sobrino suyo, de 17.

Este debate, que se realizará en el Tribunal Penal de Limón, estaba programado para el 3 de agosto anterior; sin embargo, por la saturación en la agenda de los defensores se pasó para el 6 de agosto, día en el que tampoco comenzó, por lo que el próximo miércoles será la tercera vez en la que se intente empezarlo.

El homicidio

Según la investigación de este caso, Alvarado González y su sobrino fueron secuestrados el 5 de mayo del 2018 en la mañana, cuando circulaban en un vehículo por el barrio La Colina. En ese instante, otro automotor los colisionó y, al detenerse, al menos 10 individuos salieron de tres autos y se los llevaron.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indicó en aquel momento que, tras analizar el caso y el perfil de las víctimas, esta banda buscaba extorsionar a sus familiares.

En un principio, la Policía Judicial informó de que solicitaron un rescate de entre ¢20 millones y ¢45 millones, pero la familia pagó solo ¢7 millones.

Wálter Espinoza, director del OIJ, expresó en aquella ocasión que tras recibir el pago, los malhechores se repartieron el dinero.

Tres días después, el 8 de mayo, los cuerpos aparecieron enterrados en una fosa de un metro de profundidad en una finca de 2.000 metros cuadrados en Beverly de Limón.

Dicha propiedad es parte del patio de la casa de campo del doctor Ching Jiménez, mencionó el OIJ.

La Policía Judicial no precisó la forma de muerte de estos sujetos; solo indicó que estaban amarrados de pies y manos.

Este caso se tramita bajo el expediente 18-000784-0063-PE.

Colaboró la periodista Katherine Chaves R.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.