Carlos Láscarez S.. 2 octubre, 2019

En un juicio que se realiza por tercera vez, cuatro individuos fueron sentenciados a altas penas este miércoles por el asesinato de un empresario y la violación de una mujer en febrero y abril del 2015.

El fallo condenatorio contra los sujetos fue leído en los Tribunales de Grecia, en Alajuela. Foto: Gesline Anrango
El fallo condenatorio contra los sujetos fue leído en los Tribunales de Grecia, en Alajuela. Foto: Gesline Anrango

El Tribunal Penal de Grecia impuso 39 años de prisión contra Larry Barrera Orozco, 37 años a Daniel Obando Santamaría, 35 años para Javier Cabezas Orozco y 35 años a Omri Rostrán Lacayo, para un total de 146 años.

Los delitos por los que fueron sentenciados los sujetos fueron homicidio calificado, robo agravado, asociación ilícita, privación de libertad agravada y violación.

Esta fue la tercera ocasión en que el caso es elevado a juicio con sentencia condenatoria, debido a que la defensa de los imputados presentó apelaciones que consiguieron que se anularan dos sentencias: el 11 de julio del 2017 y 4 de octubre del 2018.

El primero de los hechos que se juzgo ocurrió en febrero del 2015, cuando los cuatro individuos sacaron por la fuerza a una mujer y su hijo de 9 años, de su casa en Los Chiles, Alajuela, y se los llevaron para Naranjo.

Ahí retuvieron a ambos durante 15 días en una vivienda. Durante ese lapso, Obando y Barrera violaron en dos ocasiones a la mujer.

Luego, el 24 de abril de ese mismo año, los cuatro individuos participaron en el asalto a Nicolás Valenciano Alvarado, de 71 años, en las cercanías del Banco Nacional de Naranjo y luego uno de ellos lo asesinó.

Valenciano era el propietario del supermercado Cadena Comercial Naranjo. El día de los hechos, el fallecido, en compañía de un empleado, se dirigían a las 9 p. m. hacia el banco antes citado, para realizar un depósito nocturno de ¢6 millones.

En ese momento fueron sorprendidos por dos de los implicados que lo amenazaron con armas de fuego y les pidieron el dinero.

Valenciano, sin oponer resistencia, entregó el bolso con el dinero; sin embargo, sin mediar palabra, uno de los sospechosos le disparó una sola vez en el tórax. Producto del disparo falleció en el hospital San Francisco de Asís, en Grecia.

El Tribunal Penal de Grecia prorrogó la medida cautelar de prisión preventiva contra los cuatro sujetos, mientras la sentencia queda en firme.