Judiciales

Caso de María Luisa Cedeño: Hotelero Harry Bodaan seguirá en arresto domiciliario pese a intento de defensa de cambiar medida

Abogado considera que circunstancias cambiaron a favor del empresario y dueño del hotel donde la doctora fue asesinada, por lo que apelará decisión de Juzgado Penal de Quepos

El empresario Harry Bodaan seguirá con arresto domiciliario, pese a que su abogado intentó cambiar la medida que se le impuso a mediados de agosto por figurar entre los tres sospechosos del asesinato de la doctora María Luisa Cedeño Quesada.

Ese crimen ocurrió el 20 de julio pasado en la habitación número tres del hotel La Mansion Inn, en Quepos, el cual es propiedad de Bodaan.

Según informó la Fiscalía de Quepos y Parrita, ante una consulta de La Nación, el abogado José Miguel Villalobos presentó una solicitud de cambio de medidas cautelares a favor de su representado.

Dicha audiencia se realizó el martes anterior en el Juzgado Penal, en donde la decisión final del juez fue rechazar el requerimiento de Villalobos.

“Dado que la resolución del Juzgado fue por escrito, el defensor cuenta con tres días hábiles para determinar si apela o no esta decisión”, señaló el Ministerio Público.

Al respecto, el abogado Villalobos indicó que fue notificado este jueves de la resolución y confirmó que apelará antes del martes próximo.

Por este caso, además de Bodaan, también están señalados otros dos sujetos: un ingeniero en sistemas de apellidos Miranda Izquierdo y un conocido bailarín de club nocturno apellidado Herrera Martínez.

En el caso de estos dos últimos, sí descuentan seis meses de prisión preventiva desde julio.

María Luisa Cedeño Quesada, anestesióloga asesinada en hotel en Quepos. Foto tomada de Facebook.

Origen de solicitud

El defensor explicó que su petitoria se basó en que las pericias que se han hecho desde agosto a la fecha han desvinculado, en un gran grado, a su representado.

Según recordó Villalobos, la prueba que ligaba a Bodaan con el crimen eran dos mordeduras: una en la mejilla derecha y otra en el antebrazo derecho.

Sin embargo, las pericias de ADN y saliva, dadas a conocer por la Policía Judicial a la Fiscalía de Quepos el 9 de setiembre anterior, excluyeron al empresario.

Esos dictámenes forenses también excluían a Miranda Izquierdo, mientras que sí inculpaban a Herrera Martínez.

Por ello, aseveró el abogado, solicitó que se suprimiera la medida de arresto domiciliar y que se le mantuviera el impedimento de salida del país y la de no perturbar testigos.

En su intento de justificar su solicitud ante el Juzgado Penal de Quepos, el abogado les indicó:

“La única forma de poder concluir que Harry mordió a la doctora y que después no apareciera el ADN de él, era considerando que hubo una manipulación del cuerpo y que lo lavaron para hacer desaparecer el ADN de Bodaan. Esa tesis es ridícula, porque es ridículo que laven el cuerpo para quitar todas las evidencias y que luego Herrera vuelva a poner la boca para dejar el ADN de él.

"Es ridículo que tomaran las previsiones de borrar el ADN de Miranda y de Harry, pero luego Herrera pusiera su saliva en el lugar de las heridas”.

También buscó desacreditar dos teorías que se manejan sobre el asesinato: la primera indica que los imputados llevaron el cadáver a otro cuarto de ese alojamiento para limpiar las evidencias. La segunda consiste en que los sospechosos pusieron saliva de la misma doctora en las lesiones que tenía.

“Ellos (representantes de la víctima y Fiscalía) dicen que varias personas participaron en el homicidio porque el cuerpo fue llevado a otra habitación para lavarlo (...). ¿Se imagina tres personas trasladando un cadáver en medio hotel? Además, ¿cómo lograron entrar a la habitación de la doctora si la puerta estaba cerrada y el registro indica que no hay más aperturas de esa puerta?”, cuestionó Villalobos.

Sobre lo segundo, puntualizó: “Dicen que se puso la saliva de la doctora y que por eso había saliva de ella en su cuerpo. Pero lo que dicen los dictámenes no es que hay saliva, sino que hay ADN de ella y es esperable. Si usted hace un hisopado en su cuerpo, va a salir ADN suyo; no es que alguien puso saliva suya ahí".

Por último, señaló al Juzgado la contradicción que, según él, hubo entre la pericia odontológica (la que determinó que las mordeduras no excluían a Harry Bodaan y a Miranda Izquierdo y que sí excluían a Herrera Martínez), y lo que arrojó el dictamen forense de saliva (que solo inculpaba a Martínez).

“Es muy peligrosa esta situación, porque hay diferencia en pruebas que deberían ser complementarias”, alegó.

Decisión final

Pese a los argumentos que brindó Vilallobos, el Juzgado Penal se decantó por rechazarle la solicitud.

Villalobos detalló que la justificación que brindó el juez es que se “rechazaba porque consideraba que se trataban de dos pericias diferentes (la odontológica y la de ADN), dijo que no son complementarias”.

Ante ese criterio, el abogado manifestó sentirse impactado pues sostuvo que los dictámenes siempre deben ser vistos de forma integral y no por separado.

Justo por ello es que adelantó que apelarán el fallo ante el Tribunal unipersonal de Quepos, donde pedirán una audiencia oral. “Estamos convencidos de que el fallo se anulará en apelación”, concluyó.

Viaje mortal

María Luisa Cedeño Quesada, quien era jefa del Servicio de Anestesiología y Recuperación del Hospital Cima, en Escazú, San José, decidió vacacionar en hotel La Mansion Inn, en Quepos, por tres días.

Según la información dada por las autoridades, llegó al sitio el sábado 18 de julio y se hospedó en la habitación número tres.

Todo transcurría con aparente normalidad, tanto así que la doctora, el domingo, a las 9 p. m., bajó a recepción a pedir una botella de vino. Sin embargo, después de ese momento, no se le vio más.

Debido a que su salida del hotel estaba prevista para el lunes 20 de julio al mediodía, el personal de limpieza del hotel tocó a la puerta de la habitación. Al no obtener respuesta, ingresó y fue cuando divisó el cuerpo envuelto en una cobija, ensangrentado y con varios golpes.

Se brindó la alerta respectiva para que los agentes del OIJ hicieran el levantamiento del cuerpo.

El hecho trascendió el martes 21 de julio, mismo día en que se informó sobre la detención del bailarín de apellidos Herrera Martínez, a quien se le vinculó con el crimen debido a que presentaba rasguños en su cuerpo.

Pocos días después, fue detenido el ingeniero en sistemas, mientras que Bodaan fue capturado en agosto.

La autopsia que se le practicó dio a conocer que Cedeño Quesada fue víctima de violación y que su causa de muerte fue una grave lesión en la nuca.

Además, la víctima presentaba signos de asfixia, golpes en mejillas, labios, brazos y tórax. También le encontraron tres mordeduras: una en la mejilla derecha, otro en el brazo derecho y la última en el pecho.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.