Judiciales

Caso de Luisa Cedeño: Tribunal de Quepos ordena revisar prisión preventiva dictada contra ingeniero

Abogados piden imponerle medidas menos lesivas a sospechoso pues alegan que circunstancias del crimen cambiaron a su favor; Jueza declara con lugar la apelación al considerar que se violentaron derechos humanos del imputado

Después de múltiples gestiones de la defensa, el Tribunal Penal de Quepos ordenó realizar una nueva audiencia para revisar las medidas cautelares impuestas a un ingeniero de sistemas investigado por el crimen de la doctora María Luisa Cedeño Quesada.

Los abogados del sospechoso, de apellidos Miranda Izquierdo, alegaron que las circunstancias del homicidio cambiaron en favor de su representado y que, según sostienen, las pericias forences descartan el “vínculo” entre su cliente y el hecho de sangre.

Con base en esa teoría, los defensores solicitaron en varias ocasiones quitar la medida de presión preventiva dictada al imputado.

Miranda Izquierdo descuenta, desde julio pasado, seis meses de cárcel por ser uno de los tres sospechosos del asesinato de la anestesióloga Cedeño, ocurrido el 20 de julio en el hotel La Mansion Inn, en Quepos.

En su lugar, sus abogados Érick Gatgens y Simón Ángulo piden que se le impongan medidas cautelares menos lesivas.

Dichas gestiones no tuvieron eco hasta el 10 de noviembre pasado cuando el Tribunal Penal resolvió una apelación de los abogados, les dio la razón y ordenó una nueva audiencia de revisión de medidas cautelares, al considerar que hubo una serie de violaciones en el proceso.

La resolución señala que hubo un “irrespeto al debido proceso, violación a los derechos del imputado y por ende una carente fundamentación del aquo (Juzgado) al no haber recibido y mucho menos valorado la totalidad de la prueba que desde un inicio ofreció la defensa”.

Eso sí, en el voto N° 80-TJPQP-20, la jueza Helen Arias hace especial énfasis al indicar que dicha diligencia no se realizará en el Juzgado de Quepos, donde corresponde por competencia y donde se han hecho las audiencias anteriores, sino en el de Garabito.

"Se ordena remitir el expediente al Juzgado Penal de esta localidad para lo correspondiente, quien a su vez se le ordena deberá interponer sus buenos oficios y garantizar el recibido de los autos de manera inmediata y expedita en el Juzgado Penal de Garabito para que se proceda en un plazo de cinco días hábiles después de recibido el expediente a realizar una nueva audiencia para conocer de la Gestión de la Defensa Técnica y recibir la totalidad de la prueba de interés.

“Corresponde conocer al Juzgado Penal de Garabito, toda vez que debe ser una audiencia con nueva integración y ambos juzgadores de esta localidad (Quepos) ya emitieron criterio. Tómese nota de cada una de estas indicaciones para evitar atrasos innecesarios”.

De momento, la audiencia no ha sido programada porque, según indicó el abogado Gatgens, el juez de Garabito se declaró incompetente, al tiempo en el que señaló que este asunto debía ser resuelto o por el Juzgado Penal o por el Contravencional, ambos de Quepos.

Bajo esa nueva situación, es el Tribunal de Quepos quien debe pronunciarse y tomar la decisión correspondiente.

Los otros dos sospechosos de este crimen son el dueño del hotel donde falleció la víctima, identificado como Harry Bodaan, y un bailarín de club nocturno, apellidado Herrera Martínez. El primero está en arresto domiciliario, mientras que el segundo cumple prisión preventiva.

Cambios

El vínculo que, hasta el momento, se ha dado a conocer entre Miranda y el crimen son unas mordeduras halladas en el cuerpo de la anestesióloga.

No obstante, a principios de setiembre, una pericia de saliva y ADN no encontró un vínculo entre el ingeniero de sistemas o el empresarios hotelero con las lesiones sufridas por la víctima. Caso contrario ocurrió con Herrera.

A partir de esos dictámenes es que la defensa de Miranda considera que existe un cambio en las circunstancias a favor de su representado y, por ello, ha venido insistiendo en pedir una revisión de la orden de prisión preventiva.

Pese a estos alegatos, el Juzgado Penal de Quepos consideró que las circunstancias no pudieron cambiar en ese tiempo, por lo que les rechazó de plano la petición realizada el 9 de setiembre.

Eso provocó que la defensa apelara ante el Tribunal de Quepos, que finalmente les dio la razón y reprochó que el Juzgado no diera el espacio para que los abogados plantearan sus argumentos. Por eso, le ordenó que en un término de 48 horas señalara fecha para la audiencia de revisión.

En atención a lo dispuesto por el Tribunal, el 5 de octubre, Evelyn García, jueza del Juzgado Penal de la zona, les notificó que la audiencia la programaba para el 22 de octubre, lo cual significaba en aquel momento una espera de casi 20 días.

Para los abogados el plazo fijado era excesivo, sobre todo porque estos asuntos tienen urgencia por tratarse de un reo preso.

Por ello, hicieron una solicitud de reconsideración de la fecha, la cual también fue rechazada por la juzgadora, quien justificó su decisión al decir que el Ministerio de Justicia le indicó que, por el tema del nuevo coronavirus, no podían realizar traslados en una fecha anterior.

Entonces, tras la espera, se realizó la audiencia de revisión; sin embargo, García Monge “desconoció la nueva prueba que ha llegado al expediente” y por eso se inclinó por mantenerlo en prisión, detalló Gatgens en ese momento.

Tras conocer el fallo, la defensa de Miranda presentó una “extensa apelación”, la cual conoció el Tribunal de Quepos y por ello emitió este nuevo criterio y ordenó la audiencia en otro juzgado.

María Luisa Cedeño Quesada, anestesióloga asesinada en hotel en Quepos. Foto tomada de Facebook.

Viaje mortal

María Luisa Cedeño Quesada, quien era jefa del Servicio de Anestesiología y Recuperación del Hospital Cima, en Escazú, San José, decidió vacacionar en hotel La Mansion Inn, en Quepos, por tres días.

Según la información dada por las autoridades, llegó al sitio el sábado 18 de julio y se hospedó en la habitación número tres.

Todo transcurría con aparente normalidad, tanto así que la doctora, el domingo, a las 9 p. m., bajó a recepción a pedir una botella de vino. Sin embargo, después de ese momento no se le vio más.

Debido a que su salida del hotel estaba prevista para el lunes 20 de julio al mediodía, el personal de limpieza del hotel tocó a la puerta de la habitación.

Al no obtener respuesta, ingresó y fue cuando divisó el cuerpo envuelto en una cobija, ensangrentado y con varios golpes.

Se brindó la alerta respectiva para que los agentes del OIJ hicieran el levantamiento del cuerpo.

El hecho trascendió el martes 21 de julio, mismo día en que se informó sobre la detención del bailarín de apellidos Herrera Martínez, a quien se le vinculó con el crimen debido a que presentaba rasguños en su cuerpo.

Pocos días después, fue detenido el ingeniero en sistemas, mientras que Bodaan fue capturado en agosto.

La autopsia que se le practicó dio a conocer que Cedeño Quesada fue víctima de violación y que su causa de muerte fue una grave lesión en la nuca.

Además, la víctima presentaba signos de asfixia, golpes en mejillas, labios, brazos y tórax. También le encontraron tres mordeduras: una en la mejilla derecha, otro en el brazo derecho y la última en el pecho.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.