Hugo Solano C.. 20 enero
Los jueces pidieron al imputado mostrar los tatuajes en su cuerpo, así como las cicatrices que según dijo le causó Andrea Fernández con las uñas. Fotografía: Hugo Solano.
Los jueces pidieron al imputado mostrar los tatuajes en su cuerpo, así como las cicatrices que según dijo le causó Andrea Fernández con las uñas. Fotografía: Hugo Solano.

El juicio por la muerte de Andrea Fernández, estudiante de periodismo asesinada en Heredia en marzo del 2018, continuó este lunes con el interrogatorio al imputado, la escucha de varios audios de WhatsApp y la incorporación de pruebas.

En las grabaciones se revela la relación tormentosa vivida por Andrea y su esposo, el publicista Marvin Brenes, acusado de asesinarla.

El publicista tuvo que contestar cerca de un centenar de preguntas que le hicieron las partes e incluso los tres jueces que tenían algunas dudas y requerían aclaración.

Juan Diego Castro, abogado querellante, cuestionó a Brenes sobre un audio en que su madre dice que el consumo de marihuana y LSD le echaron a perder la vida.

Brenes solo admitió consumir marihuana al igual que su esposa y que lo hacían incluso mientras su hija dormía cerca, pero negó consumir LSD y lo atribuyó a exageraciones de su madre.

“Ya yo no puedo más, ya no doy más, hasta aquí llegué. Me estoy vomitando de saber que personas que se quedan a dormir en la casa mía son mafiosos marihuanos y consumidores de ácido”, dijo la madre en el audio.

La mujer afirmó que así era imposible que con esos vicios su hijo pagara el carro, mantuviera a su hija y menos una casa.

Juan Diego Castro también le presentó al imputado comprobantes de pago en una serie de clubes nocturnos y bares, a lo que Brenes afirmó que no recordaba todas esas visitas y menos en qué había gastado dinero ahí.

Recordó haber estado con Andrea y unos amigos en un bar del barrio La California de donde fueron echados por aparentes escenas de celos y un altercado entre ambos.

(Video) Acusado de matar a esposa admite que iba a clubes nocturnos y bares Videos: Alonso Tenorio.

El acusado también negó tener conocimientos de artes marciales, pues solo fue una vez a una clase de jiu-jitsu, porque fue invitado por un instructor de su gimnasio.

Reiteró que él no mató a Andrea, aunque admitió que la sostenía de las manos con fuerza para evitar que ella le metiera las uñas.

(Video) Sospechoso de feminicidio dice que encontró a esposa sin vida en tina

Llanto y discusiones

En otro audio, escuchado en la sala 4 de los Tribunales de Heredia, grabado por la misma Andrea Fernández, se escucha al imputado discutiendo con ella en la habitación y el llanto de la joven.

Ese audio fue grabado por Andrea Fernández y presentado por el mismo defensor de Brenes, el abogado Sergio Gamboa, con el fin de testificar que la relación estaba muy deteriorada.

La jueza Maureen Sancho González le pidió a Brenes que explicara por qué en esa grabación le hacía constantes advertencias a la mujer mediante un conteo y qué pasaba si ella no reaccionaba.

Brenes le comentó que él estaba enojado porque ella le quemó una camisa de marca Polo y que el conteo lo hacía porque ocupaba respirar. Añadió que al final de las advertencias ella se le tiraba a golpearlo y él tenía que sujetarla.

Los otros dos jueces le preguntaron más detalles sobre la escena del crimen, así como sobre su reacción inmediata y la de las hermanas que llegaron al sitio.

De igual manera, Brenes les aclaró que en la cabaña donde vivieron 15 días y en la que ocurrieron los hechos solo estaban él, su esposa y su hija ese Jueves Santo del 2018, cuando Andrea, de 20 años, fue hallada en paro cardiorrespiratorio.

El juez Guillermo Ampié le pidió al imputado mostrar los tatuajes en sus brazos, espalda y cuello, así como las cicatrices que, según Brenes, le habría causado su esposa en las repetidas discusiones surgidas.

Brenes le informó de que cuando ocurrieron los hechos tenía tres tatuajes y ahora tiene otros que se hizo estando en prisión.

El otro juez, Guillermo Arce, le interrogó por qué la hija que tuvo con Andrea solo tuvo un mes de lactancia, a lo que Brenes contestó que Andrea perdió la leche por fumar marihuana.

Arce también le cuestionó si alguna vez la niña había sido golpeada. Brenes le dijo que una vez se había golpeado una ceja al llegar gateando hasta el mueble de una pecera.

El defensor del acusado, Sergio Gamboa, le preguntó a su cliente si practicaba artes marciales, lo cual negó rotundamente. También si conocía la llave Mata León, una especie de candado chino, a lo que este respondió que la conoce, pero no la sabe aplicar.

El juicio será retomado el miércoles próximo, cuando entrará a la fase de conclusiones a cargo de la Fiscalía, los querellantes y la defensa. Luego seguirá la sentencia, que podría dictarse esta misma semana.

El asistente del juicio que se desarrolla en Heredia muestra al sospechoso del feminicidio de Andrea Fernández ,copia de los comprobantes de pago que hizo en clubes nocturnos. Foto: Alonso Tenorio.
El asistente del juicio que se desarrolla en Heredia muestra al sospechoso del feminicidio de Andrea Fernández ,copia de los comprobantes de pago que hizo en clubes nocturnos. Foto: Alonso Tenorio.