Crímenes

Riña deja dos privados de libertad fallecidos en La Reforma

Ataque con arma blanca ocurrió en el centro Gerardo Rodríguez y ambos presos murieron cuando eran atendidos en el Hospital San Rafael

Hace doce días en el CAI Terrazas se decomisaron tres armas similares a las usadas este 29 de mayo en el doble homicidio en La Reforma. Foto: Ministerio de Justicia.

Una riña ocurrida la tarde de este domingo en el Centro de Atención Institucional (CAI) Gerardo Rodríguez Echeverría, en el complejo La Reforma, San Rafael de Alajuela, cobró la vida de dos privados de libertad.

Las víctimas fueron identificadas como Hubert Francisco Fernández Fernández. de 55 años y Anthony Carvajal Hernández, de 22. Ambos hombres murieron en el Hospital San Rafael, donde fueron llevados en condición crítica producto de heridas de arma blanca que recibieron.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) fueron alertados de lo ocurrido y se desplazaron al centro médico para el levantamiento de los cuerpos.

Carvajal descontaba una pena de siete años por robo agravado e ingresó al sistema en febrero del 2020. Por su parte, Fernández tenía una pena de ocho años por venta de droga, la cual comenzó a descontar en diciembre del 2019.

Nils Ching, subdirector de la Policía Penitenciaria, dijo a las 4:26 p. m. que se encontraban recabando toda la información sobre lo ocurrido para ponerla a la orden las autoridades competentes, con el fin de tratar de individualizar a los responsables del doble homicidio y que sean procesados como corresponde.

El pasado18 de mayo pasado en el CAI Terrazas la Policía Penitenciaria decomisó tres armas punzocortantes casi idénticas a las usadas este domingo en el doble asesinato. Lo anterior como parte de intervenciones que fueron ordenadas por las nuevas autoridades en diferentes centros penales y que han permitido encontrar decenas de armas blancas hechizas, así como drogas y celulares.

En este momento el sistema penitenciario del país, cuenta con una población de 14.788 privados de libertad.

En lo que va de este año ya son seis los privados de libertad que han fallecido en riñas. El 15 de enero ultimaron a Moisés Javier Mena Vargas, de 37 años, quien descontaba una pena de 22 años por robo agravado.

El 30 de enero otra riña dejó sin vida a Bryan Alonso Cordero Obando, de 33 años, quien en el 2014 se había fugado de la cárcel vestido de mujer. Cordero falleció al ser agredido en un pabellón donde había 29 reclusos aislados por contactos con personas con covid-19. El hecho se produjo en el Complejo Occidente del centro penal Jorge Arturo Montero. Descontaba pena por robo agravado.

De igual forma, el 19 de febrero en el recién inaugurado Centro de Atención Institucional Terrazas, asesinaron a Dónald Alberto Salmón Meléndez, de 36 años. Salmón descontaba pena máxima por haber matado en el 2013 al ambientalista y defensor de las tortugas baulas, Jairo Mora, en Limón.

El cuarto homicidio en cárceles del país ocurrió el 24 de marzo pasado. Ese día ultimaron a Rogelio Newell Mendoza, de 35 años, quien era reincidente. Newell fue condenado por segunda vez en el 2010 a 35 años de prisión por homicidio calificado, pena que cumpliría en el 2044.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.