Hugo Solano C.. 12 diciembre, 2018

(Video) Homicidio en Aserrí

Una transitada vía pública de Aserrí fue el escenario por donde huyeron los protagonistas de un crimen la mañana de este miércoles.

Los responsables son dos motorizados que dispararon contra un hombre que se encontraba dentro de una venta de vehículos, donde también funciona una oficina de abogados, en locales alquilados.

La víctima, identificada como Pablo Raúl Chinchilla Ramírez, de 37 años, recibió varios impactos de bala en tórax y piernas.

Según familiares que llegaron al sitio, Chinchilla laboraba en Autos Rivera como vendedor de vehículos usados traídos de Estados Unidos.

“Estábamos durmiendo y la esposa de él nos avisó”, dijo Carlos Salas, cuñado de la víctima.

Un mensajero y cliente del fallecido, que se acercó al sitio, dijo que Pablo era conocido como Cochón y que años atrás le había vendido un vehículo.

El asesinato se registró poco después de las 9 a. m. sobre ruta nacional, en la vía que conduce hacia la zona de Los Santos.

Los vecinos escucharon unas seis detonaciones, pero al ser una vía muy transitada no pusieron atención a vehículos o motos en fuga.

Para cuando llegaron miembros de la Cruz Roja ya el individuo, que no tenía antecedentes policiales, había fallecido.

A un lado del sitio funciona la guardería Santa María School, donde permanecían algunos niños a la hora del asesinato. En la escuela del mismo nombre, que queda al frente, solo estaba personal docente y administrativo, pues los estudiantes ya están en vacaciones.

Miembros de la Fuerza Pública realizaron un operativo para tratar de dar con los sospechosos, pero al mediodía el subdirector regional de la Fuerza Pública, Larson Alemán, dijo que los asesinos seguían en fuga pese a que se montaron operativos en Alajuelita, Desamparados, Santa Ana, Aserrí y Escazú.

Alemán agregó que cerca del cuerpo del fallecido había un arma de fuego, por lo que se presume que el hombre trató en vano de defenderse.

También dijo que en la escena quedaron varios casquillos de pistola calibre 0.40. De momento se desconoce el motivo del asesinato, pues no se robaron nada del sitio.

Datos del Registro Civil y Registro de la Propiedad, revelan que Chinchilla era casado, padre de un menor de 13 años y era fiscal de una sociedad anónima dedicada a comercio, industria, ganadería y otros.

El hombre era oriundo de San José y vivía en San Juan de Dios de Desamparados, a menos de cinco kilómetros de donde lo mataron.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), de mantenerse el promedio diario de 1,6 crímenes registrados hasta el 28 de noviembre, se cerraría este año con aproximadamente 584 personas víctimas de homicidios, mientras que el año pasado la cifra fue de 603. Hasta este 12 de diciembre la cifra es de 560 asesinatos.

El homicidio ocurrió en una céntrica vía de Aserrí . Fotografía: Alonso Tenoriio
El homicidio ocurrió en una céntrica vía de Aserrí . Fotografía: Alonso Tenoriio