Crímenes

Migrante de Uzbekistán muere baleado al intentar huir de retén en Pérez Zeledón

Uno de los vehículos con sospechosos de ‘coyotaje’ arremetió contra motorizados que tuvieron que disparar

El irrespeto a un control de carretera que se instaló este martes en el sector de La Ese, distrito de Páramo, Pérez Zeledón, dejó un migrante fallecido; así como un policía y otros dos extranjeros heridos.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó a la víctima como de apellido Mahmudjon, de 44 años. La identidad de los otros dos foráneos que resultaron heridos no trascendió.

Sobre la nacionalidad de los migrantes, informaron que se trata de ciudadanos de Uzbekistán, nación asiática que tuvo su independencia en 1991, después de la desmembración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

De acuerdo con el informe del Ministerio de Seguridad, se recibió una alerta de que varios vehículos sospechosos iban de la zona sur hacia Cartago. La Policía observó dos de ellos por la gasolinera Gasotica en San Isidro y desde allí comenzó un seguimiento.

Vía radio se coordinó entre patrullas y en La Ese, al pie de la conocida piedra del Santo, en San Rafael Norte, se instaló un control de carretera con personal del Grupo de Apoyo Operacional (GAO).

Cuando el Hyundai Accent y el Geo en que iban los sospechosos se toparon con el retén policial, a eso de las 4:15 p. m., los vehículos se detuvieron e intentaron devolverse hacia Pérez Zeledón, pero como detrás de ellos ya estaba una unidad del GAO, el chofer del Hyundai aceleró e impactó una moto de la Policía y a un oficial de apellido Jiménez, quien cayó en la ronda.

Ante esta acción violenta, hubo varias detonaciones por parte de los oficiales y se les dio seguimiento a ambos vehículos hacia Pérez Zeledón, informó el Ministerio de Seguridad.

Avanzaron menos de un kilómetro, pues a su paso por el Trapiche de Nayo, en San Isidro, el Hyundai derrapó e impactó otra unidad policial, saliéndose de la carretera.

El chofer se dio a la fuga y en el sitio se aprehendió a dos inmigrantes con heridas leves.

Posteriormente se unieron a la acción agentes del OIJ y visualizaron a un tercer sujeto dentro del Hyundai, a quien la Cruz Roja declaró fallecido en el sitio.

El Policía y los dos foráneos que resultaron heridos fueron trasladados al Hospital Escalante Pradilla. El Ministerio de Seguridad informó de que el oficial se encuentra estable, pues solo sufrió fuertes golpes.

Luego del tiroteo, se realizó un rastreo por la zona hasta ubicar al conductor que se había dado a la fuga.

Posteriormente, otras patrullas informaron de que en un camino interno, entre La Ese y Quebradas, interceptaron el Geo donde se aprehendió al conductor y a otros cuatro inmigrantes.

OIJ investiga

Según la información del OIJ, los agentes aún investigan las circunstancias que mediaron en la muerte del uzbeko y las heridas sufridas por dos compatriotas suyos, entre ellas una mujer.

Coinciden en que empezando a subir el cerro de La Muerte los conductores de los vehículos, al notar la presencia policial, intentaron darse a la fuga y uno de ellos, en apariencia, habría atropellado a un miembro de la Fuerza Pública, lo que dio paso a la balacera.

Añaden que entre los dos vehículos viajaban ocho personas. En uno de ellos iba una mujer adulta con sus dos hijos adolescentes: una menor de 15 años y un menor de 13, todos de origen uzbeko; así como el chofer del vehículo un vecino de Corredores, de 20 años y de apellidos Pérez Jiménez.

En el segundo carro viajaban otros tres uzbecos, entre ellos el hombre fallecido, quien al parecer era padre de los dos menores y esposo de la mujer que viajaba en el primer automotor.

El chofer de este último carro es vecino de Corredores, de apellidos Gutiérrez Quirós, de 30 años.

Los dos conductores fueron detenidos como sospechosos de Tráfico Ilegal de Personas, además, como parte del proceso de investigación, se identificó a los miembros de la Fuerza Pública que participaron y se decomisaron sus armas, para los análisis respectivos.

Los demás extranjeros son parte de una investigación en la que también participa Migración y Extranjería, debido al aparente estatus migratorio irregular que presentan.

El tráfico de personas es un delito recurrente en nuestro país y desde el 2005 se aprobó la ley que castiga con cárcel esa acción.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.