Crímenes

Hoy hace 50 años: Seguían la pista a contrabando de whisky desde Puntarenas

Texto original publicado por La Nación el 23 de diciembre de 1971.

Las autoridades de radiopatrullas y de la Dirección de Detectives siguen varias pistas para esclarecer lo que en apariencia es un importante contrabando de whisky de tres marcas muy conocidas. Labor muy destacada en esa investigación tuvo el capitán Walter Campos Peraza, de radiopatrullas, con quien cooperaron los mayores Pereira, Berrocal y Herrera, este último, director general de detectives.

De acuerdo con lo que se ha podido averiguar (las autoridades se niegan a dar detalles), un enorme cargamento de whisky entró de contrabando por algún lugar cercano a Puntarenas o por ese puerto, aunque en forma que no llamara la atención: progresivamente.

El cargamento fue transportado a esta capital también en forma progresiva en ciertos camiones remoque de un empresario de esta capital. Los camiones llevaron los cargamentos de licor a un lugar en Santa Ana, donde lo ocultaron.

“El cargamento de whisky es de las marcas Johnny Walker etiqueta negra (de alto costo actualmente), etiqueta roja y White Label. En total, son 138 cajas las que se decomisaron hasta el momento. Según se supo ayer, los “agentes vendedores” del whisky introducido de contrabando lo estaban comerciando a 50 colones por litro.

Vendían drogas estupefacientes robadas a la Junta de Protección

Una cantidad importante de comprimidos estupefacientes fueron decomisados ayer durante la mañana a un hombre de apellido Borbón, de 23 años, quien los vendía a drogadictos menores de edad a dos y tres colones cada pastilla.

Borbón efectuaba su negocio en una soda de la avenida central, la cual, según las autoridades de narcóticos de la Dirección de Inteligencia, es un centro de venta de drogas de toda clase. Los dueños del negocio no tienen nada que ver con el asunto. Se trata de un comercio ilegal que efectúan los traficantes en ese punto, como podría ocurrir en cualquier otro lugar.

La policía de narcóticos, por medio de los agentes Solís y Vargas, estableció que el medicamento extremadamente peligroso por sus características y que no puede ser vendido ni usado sin receta y vigilancia médica, fue robado a la Junta de Protección Social (JPS) de San José, en uno de sus depósitos.

Plan terrorista contra empresas periodísticas

La policía de Santo Domingo, República Dominicana, denunció que una fracción comunista pro Pekín planea ejecutar actos de terrorismo durante las fiestas navideñas, especialmente contra órganos periodísticos y reporteros.

El jefe de la institución del orden público, general Neit Nivar Seijas, confirmó a United Press International las denuncias de que los servicios de inteligencias del gobierno le habían suministrado informes sobre el particular.

De acuerdo con las denuncias, la ola de terrorismo sería ejecutada por el ultraizquierdista partido comunista de la República Dominicana (Pacoredo) contra “la prensa burguesa”. Entre estos medios se citaron a los vespertinos Última Hora y El Nacional, y por lo menos tres radioemisoras: Radio Mil, Radio Comercial y Radio Cristal.

Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.