Yeryis Salas, Eillyn Jiménez B.. 22 enero
La fiscala Patricia Núñez (de cabello rojo) concluyó este miércoles y pidió 48 años de cárcel para Marvin Brenes. Foto: Alonso Tenorio
La fiscala Patricia Núñez (de cabello rojo) concluyó este miércoles y pidió 48 años de cárcel para Marvin Brenes. Foto: Alonso Tenorio

El Ministerio Público pidió 48 años de cárcel para Marvin Alonso Brenes Oviedo, sospechoso de asesinar a su esposa, Miriam Andrea Fernández Vallejo, el 29 de marzo del 2018 en San Isidro de Heredia.

La petición fue hecha por la fiscala Patricia Núñez Alvarado este miércoles en la mañana, después de exponer sus conclusiones ante los jueces Guillermo Ampié Bonilla, Maureen Sancho González (quien preside) y Guillermo Arce Arias, en la sala número cuatro del Tribunal Penal de Heredia.

Núñez detalló que por el delito de femicidio la pena solicitada es de 35 años; por tentativa de femicidio, 12 años, y por maltrato, un año, para un total de 48.

La fiscala argumentó que el crimen de la joven, de 20 años, fue planeado, y que por eso se apegó al máximo de la pena.

“Esto fue un hecho planificado por el imputado, donde no solo él se vio involucrado sino que, posterior al hecho, su misma familia ha venido a justificar las situaciones de violencia, a establecer que el imputado de alguna forma estaba justificado para reaccionar con la víctima como lo hacía”, manifestó Núñez.

Según la conclusión, el sospechoso planeó realizar el asesinato luego de una denuncia de pensión alimentaria para mantener a la bebé de ambos, que había nacido algunos meses atrás. Además, él habría llevado a Fernández a un lugar aislado para que ella no pudiera pedir ayuda.

El hecho ocurrió en una cabaña en San Francisco de San Isidro de Heredia.

La acusación del Ministerio Público señala que Fernández murió asfixiada por estrangulación, ya que presentaba una fractura en el hueso hioides.

Brenes había dicho que su esposa sufrió una caída en el baño, versión que sostuvo durante su indagatoria; sin embargo, durante el juicio, forenses y patólogos descartaron que dicho hueso se fracture por una caída o intubación.

Asimismo, funcionarios de la Cruz Roja manifestaron que la hermana de Brenes limpió la escena después de que Andrea fue llevada al hospital.

Núñez recriminó que antes de llamar al 9–1–1 Brenes se comunicó con su hermana y la madre de la ofendida.

"La primera acción que hace Marvin no es para salvaguardar la vida de Andrea (Fernández), llamando al número de emergencias, llamando a la Policía o pidiendo ayuda en un lugar donde realmente le puedan dar ayuda (...).

“Hay un elemento importante, Miriam Andrea estorbaba en la vida de Marvin, estorbaba para que él pudiera escalar en Forex, para que él pudiera mantener su vida, para que él pudiera seguir su consumo de drogas y pudiera mantener la vida de soltero que él llevaba”, explicó la fiscala.

Además, afirmó que en la tentativa de femicidio sufrida por la víctima el 25 de diciembre del 2017, dentro de la casa de sus padres, hubo “una clara motivación del imputado para realizar los actos”.

Núñez señaló que Brenes sujetó a la ofendida del cuello, trató de asfixiarla, le jaló el cabello, le sacudió los brazos y ejerció presión sobre ellos y las muñecas.

“Hay una acción de Miriam (Andrea Fernández Vallejo) que impide que el imputado la termine de asfixiar, el golpe en los testículos y el que le dio con objeto contundente con el que ella logra impactar en la cabeza del imputado”, aseveró la representante del ente acusador del Estado.

Víctima habría sido agredida durante embarazo

La fiscala aseveró que la estabilidad emocional de Fernández se deterioró por el ciclo de violencia doméstica en el que entró la relación. Estas agresiones ocurrieron incluso durante el embarazo de la fallecida, quien, según testigos, tenía moretes en sus brazos y estómago.

Núñez resaltó que los conocidos de la joven testificaron que antes de la relación ella “no era una persona depresiva, no era una persona dependiente. Era sumamente alegre, practicaba deporte”.

Durante su defensa, Brenes también expuso que debió forzar una puerta porque su esposa se intentó suicidar tres días antes de su muerte, situación que la fiscala calificó como “totalmente falsa".

“La puerta está intacta al momento de que se hace el allanamiento, y las fotografías así lo muestran. La misma Miriam Andrea, dos días antes de su muerte, le expresó a sus padres que ella no quería morir, que ella tenía una hija y era su motivo de vida”.

La abogada querellante, Raquel Castellón Shible, también concluyó este miércoles.

Ella solicitó 35 años de prisión contra el imputado por un delito de femicidio y 30 años por dos delitos de tentativa de femicidio, para un total de 65 años.

Castellón describió a Brenes como “hombre manipulador, es mentiroso, no solo mintió a Andrea en su relación constantemente, sino que vino a mentir a las autoridades. Es una persona egocéntrica (...). Es un hombre frío emocionalmente, no tiene remordimiento alguno”.

La mañana de este jueves, el debate continuará con las conclusiones de la parte actora civil, representada por Juan Diego Castro.