Hugo Solano C.. 22 octubre

Un lugareño de barrio Río Nuevo, en Puerto Jiménez, Golfito, halló la mañana de este martes los restos de un hombre que podría ser el sospechoso de asesinar a su expareja Maribel Soto Jiménez, de 25 años, quien fue ultimada junto a su hija de tres años el sábado 5 de octubre en barrio Bambú de Golfito.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) distribuyó el día del asesinato la foto de Diego Muñoz Fernández, de 37 años, quien permanecía en fuga desde que ambas mujeres fueron halladas sin vida, con heridas contusas y de arma blanca.

(Audio) Baquiano encontró cerca de Corcovado restos de hombre que mató a excompañera y a su hija

Las autoridades desplegaron esa vez un amplio operativo en el Pacífico sur y también alertaron a las Policías de países vecinos ante el riesgo de fuga.

Desiderio Soto Muñoz, padre de la mujer asesinada, dijo que el presunto homicida había asegurado que se iba a quitar la vida cuando lograra su cometido de matar a Maribel y sus dos hijas. Una de las niñas sobrevivió porque se había ido a dormir a casa de los abuelos el día de la tragedia.

“Yo le había dicho a mi hija que tuviera cuidado con ese hombre, que una persona despechada era muy peligrosa; ella me contestó que no le pusiera atención, que ese hombre era un hablador, que era solo boca y que era un cobarde miedoso”, relató el padre de la fallecida días después del doble asesinato.

Avanzado estado de descomposición

A las 5 a. m. de este martes, la oficina de OIJ de Corredores, Puntarenas, recibió la alerta de que, en Quebrada Lajas, Río Nuevo, había restos de una persona colgando de un árbol.

La Policía de Fronteras llegó al sitio y confirmó el hallazgo de un cuerpo atado a una cuerda y en avanzado estado de descomposición. Cerca estaban la cédula de identidad, la licencia y una tarjeta de Muñoz Fernández, por lo que hay altas posibilidades de que se trate de él.

Los restos estaban en una zona boscosa, de difícil acceso, que queda a dos horas del último punto donde se puede llegar en vehículo, cerca del Parque Nacional Corcovado.

La Policía Judicial realizó una incursión para corroborar esa versión y levantar el cuerpo que estaba en condición esquelética.

Serán los análisis de la Medicatura Forense los que permitan determinar en última instancia si se trata del sospechoso.

Colaboró el periodista Carlos Arguedas.