Crímenes

Sospechosos de asesinar a María Luisa Cedeño irán a juicio

Sospechosos permanecerán en prisión preventiva al menos hasta el próximo 20 de julio

El Juzgado Penal de Quepos ordenó la apertura de un juicio contra los tres sospechosos de asesinar a María Luisa Cedeño Quesada el 20 de julio del 2020, en el hotel La Masion Inn. La decisión, que se consignó a las 8:30 a. m. del 10 de junio del año en curso, fue notificada a los abogados de la familia de la víctima este sábado por la madrugada, mencionó el licenciado Alfonso Ruiz Ugalde.

Asimismo, en la audiencia se rechazó la petición de cambio de medidas cautelares gestionada por Hugo Navas Vargas, el nuevo defensor del empresario Harry Bodaan, uno de los investigados por los hechos. Ante esto, tanto el extranjero residente en Costa Rica como un bailarín, de apellidos Herrera Martínez, y un ingeniero, apellidado Miranda Izquierdo, permanecerán en prisión preventiva al menos hasta el próximo 20 de julio.

Los tres hombres fueron acusados por la Fiscalía y los abogados querellantes de los presuntos delitos de homicidio calificado y violación calificada.

“La resolución dictada por la jueza penal de Quepos no tiene contemplado el recurso de apelación, pero sí pueden formularse adiciones o aclaraciones si fuera necesario. Vencido ese plazo, lo correspondiente es remitir el expediente al Tribunal de Juicio de Quepos a fin de que procedan a señalar hora y fecha para el inicio del debate.

“Los padres y hermanos de María Luisa manifiestan su complacencia con este avance procesal y reiteran su confianza en el sistema judicial costarricense”, precisa un comunicado firmado por Ruiz y sus colegas Juan Marcos Rivero Sánchez y Alberto Delgado Artavia.

Hugo Navas Vargas, representante legal de Bodaan, dijo a La Nación que por el interés público que existe alrededor del caso era lógico que llegara a la etapa de juicio; no obstante, afirmó estar tranquilo porque “no hay una prueba directa en contra de su cliente”.

“La única prueba que existe, que no lo excluye, porque así lo dice Medicatura Forense, es por la mordida, pero se pidió una aclaración de ese dictamen y aclararon diciendo que a como puede ser, puede no ser, entonces siempre que exista duda en un caso tan grave, de tanta trascendencia y un asesinato tan cruel como el que se realizó, eso es muy favorable para mi representado, porque en realidad no existe prueba directa en contra de él”, explicó Navas.

Agregó que por escrito apelará la decisión de que Bodaan permanezca en el Centro de Atención Integral (CAI) Adulto Mayor, en San Rafael, Alajuela, en especial por sus condiciones de salud y por la necesidad que tiene su cliente de contar con atención médica constante.

Por su parte, Erick Gatgens Gómez, defensor de Miranda, coincidió con Navas en que era “esperable” que se decretara un auto de apertura a juicio, pero aseguró que con la prueba aportada de previo y durante la audiencia preliminar espera demostrar la inocencia de su cliente.

“De esa prueba, prácticamente la totalidad fue admitida, lo cual es muy importante (...) ya que va dirigida precisamente a demostrar claramente la inocencia de mi representado. Únicamente una pequeña parte de ese extenso ofrecimiento fue rechazada, en mi criterio, incorrectamente, por cuanto se trata de prueba por recabar previo al juicio y esa prueba es absolutamente admisible.

“La razón del rechazo es que la pude haber pedido previamente, pero es prueba que precisamente surge de su necesidad, utilidad y pertinencia con posterioridad a la formulación de la acusación del Ministerio Público. Entonces, por esa razón se hizo en este momento, la misma fue rechazada, contra eso caben gestiones que vamos a formular en su momento, ahora lo que toca es prepararnos para el juicio oral y público”, detalló Gatgens.

Cedeño Quesada, de 43 años, fue hallada sin vida en el hotel La Mansion Inn, en Manuel Antonio de Quepos, Puntarenas. Su cuerpo estaba dentro de la habitación 21 envuelto en una cobija, ensangrentado y con varios golpes. Por este homicidio se procesa a Bodaan y a los otros dos hombres de apellidos Miranda y Herrera.

El hecho trascendió el 21 de julio del 2020, al día siguiente del crimen. Ese día quedó detenido Herrera, quien era empleado del hospedaje. Al momento del arresto, los policías le observaron rasguños en su cuerpo, uno de varios elementos claves para su captura.

Cinco días después quedó detenido Miranda, quien se hospedaba en el hotel, y luego el empresario Bodaan, a quien se le vinculó por unos mordiscos que tenía la víctima en la mejilla y el antebrazo.

La investigación del hecho se agrupa dentro de la causa 20–002345–0345–PE.

Información actualizada a las 2:39 p. m. con declaraciones del abogado Erick Gatgens.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.