Crímenes

Madre de Luany Salazar: ‘Mi hija no está, pero yo soy su voz y voy a llegar hasta lo último’

Juzgado decidió elevar a juicio caso por crimen de la joven, asesinada en junio de 2020. Abogado de la familia de la muchacha aseguró que buscarán pena de 50 años por homicidio calificado y robo agravado

“Esperamos que se haga justicia por el asesinato de mi hija, que todo el peso de la ley caiga sobre esa persona y que tenga que pagar lo que le hizo a mi hija.

“Todo este proceso ha sido largo y bastante doloroso, porque todos somos seres humanos, pero aquí estamos y aquí voy para adelante, voy a llegar hasta lo último, mi hija no está, pero yo estoy aquí y soy la voz de mi hija”.

El anterior es el sentir de Ana Patricia Zamora Masís, madre de Luany Valeria Salazar Zamora, al conocer que el caso por el crimen de su hija irá a juicio.

La joven, de 23 años, fue encontrada semienterrada y envuelta en plástico en el patio trasero de una casa cercana a la suya, en Linda Vista de Río Azul, en La Unión, Cartago, el 15 de junio del 2020.

Ella recibió al menos siete puñaladas, revelaron las autoridades poco después del hallazgo.

Este miércoles 10 de febrero, ocho meses después del crimen, se determinó que el sospechoso, de apellidos Mejía Chavarría, deberá afrontar un debate.

La determinación la tomó el Juzgado Penal de La Unión, Cartago, después de conocer los argumentos de las partes en la audiencia preliminar.

“La Fiscalía de La Unión informó de que esta mañana se realizó la audiencia preliminar por el caso del homicidio de la joven Luany Salazar, en la que consiguió que el Juzgado Penal de la zona admitiera la acusación completa de este despacho y ordenara la apertura a juicio contra el imputado Mejía Chavarría.

“El expediente será remitido al Tribunal Penal, para que este programe la fecha en la que se llevará a cabo el debate”, precisó el Ministerio Público ante consulta de La Nación.

Trascendió que el hombre intentó buscar un proceso abreviado, pero esa opción no fue de recibo para Ana Patricia Zamora, quien aseguró que esperan que al terminar el proceso penal se siente un precedente y recalcó que es hora de que las mujeres puedan andar sin temor en la calle.

Asimismo, la señora agradeció el apoyo que le ha brindado una gran parte de la población y a las personas que la acompañaron en las afueras del Juzgado Penal de La Unión.

También destacó el acompañamiento brindado por el Poder Judicial y la Fiscalía en el proceso.

Desaparición

Luany Valeria Salazar Zamora desapareció el 9 de junio del año pasado, cuando salió de su casa y dijo que iría a fumarse un cigarro con una amiga.

Seis días después, el lunes 15 de junio, su cuerpo fue encontrado por su hermano, José Luis Ramírez Zamora, quien junto con su familia, pidió permiso para ingresar a una propiedad del barrio Linda Vista, con la esperanza de encontrar una pista sobre el posible paradero de la joven.

Horas después, a las 11:30 a. m. del 16 de junio, Mejía fue capturado como sospechoso de matar y enterrar a la muchacha.

La aprehensión fue hecha en las afueras de una vivienda en San Pablo de Heredia, cuando el imputado salió del inmueble.

El hombre, cuyo oficio se desconoce, tiene 37 años y se le achacan los delitos de homicidio calificado y robo agravado.

Joseph Alfonso Rivera Cheves, abogado de la familia de Salazar, dijo que pedirán la pena máxima para Mejía, es decir, 50 años (35 por el crimen y 15 por el robo).

El litigante explicó que durante la audiencia se amplió la calificación legal y se determinó que el delito de robo se incluye, porque el imputado le quitó el teléfono celular a Luany.

“Nos aceptaron toda la prueba documental, material y testimonial. El juez determinó que la querella y la acción civil van bien fundamentadas, igual que la acusación del Ministerio Público.

“De hecho se determinó que no solo es el homicidio calificado, sino también el robo agravado, porque el hombre le quitó el celular a Luany y lo llevó a una tienda para que lo repararan, con el objetivo de poder dejárselo, a raíz de eso es que se configura el delito de robo agravado”, manifestó Rivera.

Agregó que también presentaron una acción civil por ¢210 millones, por daño material y moral. Sin embargo, destacó que durante el debate podría hacerse una ampliación.

Preparación de argumentos

Rivera afirmó que durante la audiencia preliminar, el defensor público de Mejía dejó ver la línea que van a seguir y eso les permite preparar de una mejor forma los argumentos.

“Lo que vamos hacer es tratar de atacar todos los tecnicismos jurídicos para que ninguno prospere y para que los jueces vean que nosotros llevamos prueba muy contundente, muy sólida y que ellos determinen que efectivamente Mejía es el autor intelectual y material de este crimen”, dijo el defensor, quien prefirió no ahondar en los aspectos que atacarán.

Empero, reconoció que se quiso descartar a algunos testigos, pero que el juez concluyó que esa petición de la defensa del imputado no era viable.

Añadió que ellos también expusieron ciertas líneas, pero que hay herramientas que se guardaron para utilizarlas hasta el contradictorio, cuya fecha se desconoce.

“Vamos a demostrar a los jueces que este señor tiene que ir preso, que hay que sacarlo de circulación porque es un asesino serial”, concluyó Rivera.

Este caso se desarrolla dentro del expediente 20–000545–0071–PE.

Información actualizada a las 7:30 p. m. con más elementos.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.