Crímenes

‘Amigo’ de Ratón aparece como dueño de la finca donde ocurrió la masacre en Matama

Limonense de 40 años compró la propiedad de más de 100 hectáreas plantada de bosque en el 2019 en ¢30 millones. Hace más de 10 años funcionó un canopy al que llegaban turistas de cruceros

Un limonense de 40 años, que en resoluciones judiciales aparece como amigo de Danny Hernández Fernández, alias Ratón, figura como el presidente de una sociedad familiar, que el 8 de abril del 2019 compró en ¢30 millones la finca donde el miércoles anterior fueron asesinados siete hombres, entre ellos Ratón, quien es señalado por la Policía como líder de una organización criminal radicada en el Caribe.

Según consta en el Registro Público, la propiedad está ubicada en la comunidad de la Bomba, en el distrito de Matama, en el cantón central de Limón. Mide poco más de 100 hectáreas y limita al norte con calle pública y el río Banano; al sur y al este con la quebrada Quitaría y al oeste con una finca que pertenece a una persona de apellido León.

En su mayoría, el terreno está dedicado a reserva forestal, pero tiene una parte para repasto. Cuenta con una construcción dividida en dos secciones y está rodeada en las cercanías de la entrada principal por una tapia de cinc. En la actualidad se estaba desarrollando otra edificación, que se desconoce qué finalidad tiene.

Ese terreno es conocido como “la finca los Pinto”, pues hace más de 30 años perteneció a la familia del exdiputado por Limón Rodrigo Pinto Rawson (2010-2014). Incluso la familia Pinto, desarrolló en la propiedad un proyecto turístico mediante el cual llevaban a los extranjeros que venían en los cruceros que atracaban en Limón. El atractivo era un canopy, que tenía 14 estaciones, en el cual se atravesaba el río. Sin embargo, debido a que los cruceros dejaron de llegar a Limón, el negocio cerró y fue cuando la propiedad la adquirió una sociedad.

En el Registro Público se reseña que la sociedad dueña del terreno es presidida por un hombre de apellido Picado. En Limón, este individuo es conocido como Shock, aparece mencionado en varios documentos judiciales e incluso ha descontado prisión preventiva, pero no ha sido condenado por cometer algún hecho delictivo.

Precisamente, en un caso tramitado en el expediente 09-001297-0063-PE, se atribuyó a Picado así como a Danny Hernández Fernández, y otros dos hombres, Jimmy López López (condenado el 13 de junio del 2012 a 35 años de prisión por homicidio) y a otro sujeto de apellidos Cuero Moreno (actualmente en juicio en los Tribunales de Limón), el intentar matar el 27 de junio del 2009 a Noe MC Cloud Beckford (sentenciado a 27 años de prisión el 29 de agosto del 2012 por homicidio).

Según la acusación presentada por el Ministerio Público, presuntamente, Cuero habría pagado ¢5 millones a Hernández, Picado y López para que acabaran con la vida de MC Cloud, pues Cuero le atribuía a MC Cloud, supuestamente, contratar a otras personas para que robaran droga. La cantidad no se menciona en los documentos. MC Cloud sobrevivió al atentado y por eso denunció a Ratón, Shock y López.

En un juicio que concluyó el 22 de julio del 2014, el Tribunal de Juicio de Limón absolvió a los imputados por in dubio pro reo.

Igualmente, Picado figuró como imputado en una investigación desarrollada por el Ministerio Público como sospechoso del delito de usurpación de bienes de dominio público por la construcción, entre los meses de agosto y diciembre del 2014, de un complejo portuario en Portete de Limón, en el cual había un muelle principal de 55 metros (m) de largo por 11 m de ancho (550 m² de construcción). Asimismo, se contaba con 10 edificaciones y se acondicionaron otros seis espacios a lo largo de la bahía para que atracaran embarcaciones.

A Shock, la Fiscalía le atribuyó concretamente ser el supuesto propietario “de la estructura clasificada como número 7, ubicada exactamente a mano derecha de la entrada principal de playa Portete, y se describe como muelle, que consta de una estructura cerrada, con tapia prefabricada de aproximadamente 30 metros de frente con un portón corredizo metálico, colinda al frente con vía pública y en su parte trasera con el mar Caribe, tiene un planché de concreto, abarcando un total de 1.279 metros cuadrados”.

En ese caso en el cual figuró como principal imputado el empresario limonense Gilbert Bell Fernández, conocido como Macho Coca, fue archivado por prescripción de la acción penal.

Fuentes extraoficiales dijeron a La Nación que el atentado ocurrido el miércoles en la Bomba tenía como objetivo matar a Shock, quien al momento de la balacera se encontraba en el lugar pero logró escapar con la ayuda de otras persona. Al parecer, desde hacía varios meses Picado había contratado a Ratón para que le colaborara en su seguridad, pues temía por su vida.

Este jueves fue imposible consultar sobre esta versión al Organismo de Investigación Judicial (OIJ), pues aunque se pidió que hicieran una conferencia de prensa para evacuar dudas, poco después se anunció que enviarían un video con declaraciones de Wálter Espinoza Espinoza. En dicha grabación el jefe policial describió cómo se encontraba la escena pero no mencionó quiénes sobrevivieron al ataque y mucho menos para quién iba dirigido el atentado.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.