Colegio de Psicólogos halla posibles delitos en exámenes de armas

Representante de corporación lo dio a conocer ayer en un foro en la UCR

La Fiscalía del Colegio Profesional de Psicólogos de Costa Rica determinó la posible comisión de delitos en casos relacionados con los exámenes de idoneidad mental para la posesión y portación de armas de fuego.

La información la reveló ayer la fiscala adjunta del Colegio, Angie Salas Monney, durante una mesa redonda que se realizó sobre este tema en la Universidad de Costa Rica (UCR), en San Pedro de Montes de Oca, San José.

Sin precisar casos, Salas explicó que las investigaciones del Colegio, que datan del año 2007, encontraron irregularidades en certificados de idoneidad mental y en los expedientes que los psicólogos deben tener de los evaluados.

“El tema acá es que sí, la Fiscalía (del Colegio) encuentra posibles delitos de corrupción”, afirmó Salas ante los estudiantes y docentes que asistieron al foro.

Añadió que también hay casos de posible falsedad ideológica.

Salas afirmó que los psicólogos dan fe pública ante la sociedad costarricense de que una persona es apta para tener el arma, pero “a veces ni siquiera la conocieron, ni siquiera la evaluaron”.

”Son personas que firman el certificado y dejan que otras personas los llenen”, sostuvo.

Durante la exposición, Salas no detalló si los casos denunciados, en los que hay posibles delitos, se encuentran en instancias judiciales.

Anomalías. Salas aseveró que el Colegio ha detectado irregularidades en los expedientes que los psicólogos deben tener de las personas evaluadas.

”Cuando mandamos a pedir los expedientes, resulta que hay aplicación de pruebas que no cuentan con la confiabilidad y validez correspondientes.

”En el año 2009, que se hacían 14.000 evaluaciones, el 50% tenían omisión de pruebas psicológicas; entonces no tengo la menor idea de cómo llegaron a certificar la idoneidad mental de esas personas”, dijo.

La fiscala adjunta del Colegio dijo que “muchos expedientes” no muestran tabulación de los resultados ni gráficos de la prueba.

”Mandan los protocolos firmados, pero ¿dónde está la impresión, los resultados, la entrevista, el examen mental? En muchos casos esto no se aporta”, agregó.

Salas denunció que la Fiscalía del Colegio tuvo problemas con varios psicólogos a quienes les pidieron los expedientes para revisarlos y se excusaron de entregarlos por motivos cuestionables.

Puso como ejemplo los profesionales que dijeron que los expedientes se extraviaron, se perdieron en inundaciones o se los robaron.

“Les digo un caso reciente. Se le robaron del carro (al psicólogo) los expedientes de dos años; o sea, el carro era un archivo de expedientes de evaluaciones. Y presenta una denuncia como un día antes de que le habían robado los expedientes”, señaló la fiscala adjunta.

Un reportaje de La Nación, elaborado con datos del Colegio de Psicólogos, dio a conocer el lunes que muchas personas pasan los exámenes mentales con facilidad debido a que se aplican en forma incorrecta o ilegal.

La información reveló que hay exámenes de idoneidad mental para portación de armas de fuego que se hacen en menos de las tres horas que exige el Colegio y que algunos psicólogos cobran menos de la tarifa mínima.