Sucesos

Cuidacarros asesinada con las manos atadas

Una cuidacarros, de 48 años, apareció asesinada el lunes con las manos atadas en un lote baldío en Río Claro de Golfito. La víctima estaba tendida boca abajo, informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Se trata de Seidy Valle Piñar, quien en los últimos años se dedicó a cuidar vehículos en las afueras del restaurante Victoria, a un costado de la carretera Interamericana Sur a su paso por Río Claro. El cuerpo fue hallado el lunes a las 3 p. m.

Valle era una persona muy conocida en la zona. Un título en Educación le permitió trabajar con el Ministerio de Educación Pública (MEP) durante varios años, pero por un problema de salud fue internada en un centro de atención de personas con problemas mentales.

Luego, se dedicó a cuidar carros. Era soltera y no tenía hijos, según datos que constan en la página digital del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

El OIJ informó de que, este martes, atendió otros dos homicidios, uno en San Ramón de Alajuela y otro en Corralillo de Cartago. En el primero de los hechos, la víctima fue indentificada como Christian Fernando Salas Aguilar, de 31 años, que presentaba dos heridas de arma blanca en el pecho. El cuerpo fue localizado en vía pública a las 3 a. m. en la Ciudadela Cáritas en San Juan de San Ramón.

Entre tanto, también este martes a las 7 a. m., localizaron el cuerpo de un joven de apellido Ovares, de 22 años, que presentaba varios impactos de bala en el rostro. El cadáver estaba en la ronda de una finca cafetalera en la comunidad de Loma Larga de Corralillo de Cartago. La Policía tampoco tiene indicios sobre el posible motivo de este crimen.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.