Carlos Arguedas C.. 11 julio
El carro quedó en la carretera Transversal 76, que comunica el puente Juan Pablo Segundo con la ciudadela Rositer Carballo, en La Uruca. Foto cortesía
El carro quedó en la carretera Transversal 76, que comunica el puente Juan Pablo Segundo con la ciudadela Rositer Carballo, en La Uruca. Foto cortesía

El conductor de un automóvil perdió la vida este sábado cuando por razones que se ignorar perdió el control del vehículo, se salió de la vía y chocó contra un árbol.

El accidente se registró a las 7 a.m. en la autopista General Cañas, cuanto el carro circulaba en el sentido San José-Alajuela. El hecho se presentó en las cercanías del plantel de buses de la empresa Biusa.

Debido al impacto, el automotor fue a dar en la carretera Transversal 76, que comunica el puente Juan Pablo Segundo con la ciudadela Rositer Carballo, por lo que no se interrumpió el paso por la autopista.

El chofer, José Leandro López Víquez de 40 años, murió en el sitio del accidente. Una mujer de apellidos Burgos Argueta, de 41 años, que lo acompañaba fue llevada en estado muy delicado al Hospital México, confirmó la Cruz Roja.

Cifras proporcionadas por las Policía de Tránsito señalan que hasta este momento se registran 160 muertes en el sitio del accidente.

Al cierre del primer semestre (enero a junio) se habían contabilizado 152 muertos, 66 menos en relación con los 218 decesos que se produjeron en el mismo periodo del año 2019.

Los datos revelan una reducción del 30% de mortalidad en carretera, dijo German Marín Sandí, director de la Policía de Tránsito, quien atribuyó esa disminución a la restricción vehicular sanitaria.

La gente está cumpliendo con las medidas emitidas por el Ministerio de Salud, eso se refleja en la cantidad de vehículos en las vías, pero claramente eso nos ha permitido, como Policía de Tránsito, dedicar más recurso policial a controles en carretera.

“Los controles tienen dos efectos, el primero es que sacamos de las vías a abusadores de velocidad, conductores bajo los efectos del alcohol y otros infractores. El segundo es que los infractores saben que hay más oficiales dedicados al control, y no tanto a regular tránsito o atender accidentes, y se cuidan más. Ambas situaciones repercuten en la mortalidad en carretera”, explicó Marín.

En cuanto a las causas de los accidentes, se tiene que en el primer semetre, hubo 36 muertes se que atribuyen a una imprudencia del conductor, 35 pudieron ser por invasión de carril y luego en la tercera posición, se ubica el supuesto abuso de la velocidad con 25 vidas perdidas.

En cuanto al vehículo más mortal es la motocicleta con 56 casos. Este tipo de vehículo es el más mortal desde el año 2014.