Vida

Aguas termales, bienestar y lujo para los sentidos

Fortalece el sistema inmunológico, contribuye a la relajación mental y de los músculos por mencionar algunos beneficios. Además, ¿quién puede negar la deliciosa sensación de bañarse en ellas?

Reconectar con la naturaleza, alcanzar el equilibro físico y mental, mantener un cuerpo sano y relajarse se convirtieron en los principales objetivos de vida para muchas personas en la actualidad, y las aguas termales -a las que tenemos acceso en varias zonas de nuestro país- son excelentes aliadas para lograr todos estos objetivos, ya que desde la antigüedad se han utilizado como terapia para ciertas dolencias o para mejorar la salud integral.

Alexander Cedeño, gerente general del Hotel Arenal Manoa explica que “sumergirse en las aguas termales ayuda a reconstituir la energía y calmar tensiones, ya que contribuye a equilibrar la parte física y mental, debido a que tienen multitud de propiedades terapéuticas para la salud”.

Pero ¿qué otros beneficios para la salud brindan los baños termales? Los beneficios que tiene el realizar baños termales son muchísimos entre los que podemos nombrar relajación total; ya que estos son una técnica terapéutica con la que se relajan automáticamente el cuerpo y la mente; y reduce el exceso de ansiedad, mejorando el descanso y la calidad del sueño.

Además, disminuye la tensión arterial, activa la circulación sanguínea, particularmente en las extremidades, lo que contribuye a reducir la insuficiencia venosa, las arañas vasculares o las piernas cansadas.

“Un problema social causado por el estrés y cantidad de horas que estamos sentados en el escritorio son las contracturas musculares, y las aguas termales -al contar con diferentes temperaturas- ayudan a relajar los músculos, aliviando problemas como la lumbalgia o la tendinitis”, mencionó Cedeño.

En cuanto al sistema inmunológico, la relajación y el bienestar que proporcionan los baños termales propician la generación de endorfinas, hormona también conocida como la “hormona de la felicidad”, por lo que es clave en la recuperación de enfermedades físicas y psicológicas.

En relación a la respiración, el vaho de las aguas calientes facilitan este proceso y mejora la entrada de oxígeno a los pulmones.

Para una persona cansada, agobiada, o sometida a altos niveles de estrés, un baño en aguas termales es la forma más natural de sanar el cuerpo y la mente. Las aguas termales eliminan toxinas, disminuye el estrés y el cansancio crónico.

“Es importante señalar que estas aguas ayudan en la prevención de trastornos depresivos. Reducen las afecciones relacionadas con el sistema nervioso, desencadenadas por estados de estrés. Su efecto relajante se convierte en un bálsamo en caso de neuritis y neuralgias. También contribuye a la mejora de cefaleas, migrañas, ansiedad e insomnio”.

—  Alexander Cedeño, gerente general del Hotel Arenal Manoa

En relación a las enfermedades de la piel, al tener contacto con aguas termales, pueden experimentar una mejoría significativa en los días próximos al baño. Las que contienen una concentración mayor de azufre, son las ideales para disminuir padecimientos cutáneos como la psoriasis, la dermatitis y los hongos. Asimismo, son efectivas en la cura de heridas.

En Costa Rica contamos con aguas termales en Cartago, Guanacaste y Alajuela. En esta última provincia uno de los distritos más visitados es La Fortuna de San Carlos, donde la oferta de hoteles y balnearios es tan variada como el bolsillo y gusto de sus visitantes lo permita. Entre esta oferta se encuentra el hotel Arenal Manoa, en donde los visitantes no solo sacarán provecho de los baños termales, sino del contacto con la naturaleza y de la vista que tiene al Volcán Arenal.

Actualmente, este hotel cuenta con una promoción para los días sábados, de $120 por persona con alimentación incluida, en habitación Junior Suite y los niños menores de 12 años tienen un descuento especial.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.