Perfiles

Melany Martínez, la sicóloga costarricense que inspira a los turistas a conectarse con su propio ser

La tica de 30 años forma parte de la serie audiovisual “Héroes turísticos”, del ICT creada para remarcar historias de superación de trabajadores destacados en turismo

Melany Martínez estudió las raíces del yoga y la meditación en la India y desde entonces inspira a turistas nacionales e internacionales a conectarse con su propio ser, gracias a su trabajo como experta en esta disciplina y gerente del hotel Mandhir Yoga Bodhi Tree en Nosara, Guanacaste.

“Mela”, como la llaman sus amigos,  explica cómo entrar en un estado de conciencia que nos permite regresar a nuestra paz interior y asegura que la pandemia nos ha permitido conectar con lo verdaderamente esencial en la vida.

“La pandemia no solo nos hizo reconectar con lo que realmente es importante en la vida, sino también con la vida misma y lo valioso que es estar vivos. Nos recordó que si bien es importante tener planes a futuro, también es importante disfrutar de esos momentos en el presente que nos llenan de vida.

“Nos recordó que somos capaces de ajustarnos, de buscar soluciones, de ser creativos.Y más allá de eso, nos recordó que pequeñas acciones pueden tener un impacto masivo y que si canalizamos esa energía de forma positiva podemos alcanzar todos los rincones del planeta”, explicó la instructora de yoga.

Martínez, de 30 años, forma parte de la serie audiovisual “Héroes turísticos” del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), que busca mostrar los rostros, el lado humano y el esfuerzo  de algunos integrantes de la  industria turística nacional, la cual a largo de los años ha llevado progreso social a las distintas regiones del país y se encuentra en una etapa de recuperación gradual.

“El ser escogida para este proyecto no solo ha sido un honor, sino también una inspiración para seguir compartiendo mi amor por la práctica. Como instructora y practicante de yoga, siento la responsabilidad de vivir una vida consciente y que eso se refleje no solo en mis clases , sino también en la forma que me relaciono con el ambiente que me rodea”, comentó Melany.

Desde la disciplina del yoga, el turismo es una muestra de libertad, de unión y una oportunidad para expandir nuestra mente y conciencia”

—  Melany Martínez, instructora de yoga

En el material audiovisual se le escucha a Melany decir: “Mi mensaje es enfoquémonos simplemente en estas dos palabras: ‘yo soy’”. Para ella, es vital prestar atención a  esa frase  porque muchos de nosotros crecimos pensando que completarla era una de las tareas más importantes en nuestra vida. “Nos preguntamos muchas veces cuál es nuestra misión en esta vida sin darnos cuenta que la respuesta es vivir, ser”, explicó.

Entre la sicología y el yoga

Gradudada como licenciada en sicología, Martínez ejerció la  profesión con diferentes grupos y clientes privados  durante un año. Actualmente, ofrece sesiones individuales mezclando sus conocimientos en psicología, terapias alternativas y yoga.

Cuando se le pregunta quiénes son sus “héroes”, Melany considera que son aquellas personas que se encuentra en el camino, que han logrado ver hacia adentro y, aunque la vista no fuera la más hermosa, han  logrado transformarse  y volverse dueños de su realidad. “Más allá de ser un referente del yoga, mi compromiso es ser un ejemplo para todas aquellas personas que buscan empoderarse de sus vidas”, señala Martínez.

Su principal objetivo es ofrecer un espacio donde las personas hagan una pausa y aprendan a disfrutar de la libertad que  aporta estar presentes en el aquí y el ahora.

“Actualmente mi mayor motivación es compartir el verdadero significado del yoga, que más allá de una práctica de asanas, es una invitación a volvernos más libres”, asegura.

“Mela” trabajó en el principal estudio de playa Hermosa, Jacó: el  Aurora Yoga. También ofreció clases en los hoteles más importantes de la zona como Villa Caletas y Doce Lunas. En el año 2017 se  trasladó a Guanacaste y desde ese momento ha ofrecido clases en Bodhi Tree Yoga Resort y en Moana Surf Resort, en Nosara.

Sobre lo que ha sido enfrentar la pandemia de la COVID-19, Melany cree que este periodo ha sido el más retador en su vida como profesional, pues la  incertidumbre ha sido parte de cada día y, sobre todo, en la industria de turismo el impacto ha sido significativo.

Sin embargo, el reto más grande ha sido encontrar momentos de quietud y paz interior a pesar del caos y sostener un espacio con la confianza de que pronto muchas personas van a poder disfrutar de él. “Ha sido un trabajo de conciencia, de observar temores y buscar soluciones. Una de las mejores oportunidades de crecimiento que me ha dado la vida”, indicó.

Para Martínez, el turismo siempre ha representado una grandiosa oportunidad para compartir nuestra cultura con el mundo, ya que cada visitante se lleva consigo una muestra del amor y respeto que tenemos en Costa Rica por la naturaleza, por nuestras raíces y nuestras costumbres. 

Mónica Morales

Mónica Morales

Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva, con énfasis en periodismo, de la Universidad de Costa Rica y de la maestría de Administración de Medios de Comunicación de la UNED.