Perfiles

Jacqueline Aubourg, un Ángel Inversionista que vuela alto

La rubia, ex reina de belleza, divide su tiempo entre su pasión por negociar y vender jets, ser consultora de gas natural, conocer nuevos lugares así como promover el crecimiento de otras mujeres y emprendimientos.

Preguntarle a Jacqueline Aubourg a qué se dedica es escuchar una respuesta inimaginable, tan sorprendente como toda su vida.

Nació en San Ramón de Alajuela, creció en el seno de una familia católica, con influencia de mujeres empoderadas, su mamá en primer lugar.

De espíritu aventurero, muy aventurero, tanto como para vivir en Venecia, Roma, Estados Unidos, China y Medio Oriente.

Ha trabajado como modelo, incluso, fue Miss Costa Rica Intercontinental en 2004, en Italia fue conductora de un programa de stand up comedy, SNL Satuday Night Live (en su versión italiana) estudió derecho en Estados Unidos, actuación en Roma, y hasta participó en el elenco de una película en Europa.

Habla español, inglés, italiano, francés, persa (una de las lenguas de Emiratos Árabes), algo de mandarín y un poco de alemán.

Actualmente, nombrada Senadora representando a Costa Rica ante el Foro Mundial de ángeles inversionistas WBAF socio afiliado al G20, Jacqueline también se dedica a la negociación VIP de alquileres y ventas de jets privados, es consultora de gas natural para Qatar, y además recientemente lanzó un proyecto personal con su propia marca JACKI AU registrada en más de 35 países, un programa de televisión que muestra comidas tradicionales de lugares poco explorados, para apoyar emprendimientos gastronómicos a nivel mundial, cuyos primeros capítulos fueron grabados en Costa Rica.

Estas y otras experiencias influyeron para que Jacqueline Aubourg también descubriera su pasión por los negocios y, al mismo tiempo, por ayudar -con su experiencia- a impulsar nuevos proyectos. De ahí surgió la idea de ser un ángel inversionista.

¿Qué son los ángeles inversionistas y cómo llega a convertirse en uno?

Son personas interesadas en aportar capital propio a emprendedores con ideas en etapa de formación, o consolidación, pero con alto potencial de crecimiento.

Los ángeles inversionistas ofrecen, además, sus conocimientos, y experiencia en los negocios, para fortalecer las iniciativas de los emprendedores que eligieron.

Generalmente son empresarios exitosos, vinculados al mundo y a la cultura de los negocios. Además de financiar, actúan como consejeros, colocan a disposición su red de contactos y se involucran, en mayor o menor medida, con la idea.

¿Existe un porcentaje muy alto de riesgo en ese negocio, qué la motivó a ser un ángel inversionista?

Efectivamente hay mucho riesgo, y me ha tocado perder, pero también ganar. La mayoría de las veces hay que esperar a que los negocios maduren, y eso requiere tiempo ... así son los negocios.

En realidad, en todo esto existe un componente social muy fuerte, es necesario comprometerse con el sueño de otra persona y hacer lo posible por cumplirlo.

Soy consciente de que existen muy buenas ideas, pero los emprendedores no siempre cuentan con las posibilidades económicas para echarlas a andar, o no cumplen con los requisitos para acceder a un crédito con alguna institución financiera, eso es muy frecuente en Costa Rica, por ejemplo. Ahí es cuando entramos los ángeles inversionistas.

¿Cuántos proyectos ha tenido oportunidad de apoyar?

Hasta el momento he apoyado a 12 negocios con ideas muy diversas. Actualmente, por ejemplo, en Costa Rica estoy impulsando uno que se llama Dotscr, que tiene que ver con una plataforma para conectar empren- dimientos, y otro que se llama BeWa Food, que ofrece mezclas para bebidas a base de micronutrientes, ambos son proyectos hermosos y con mucho potencial.

¿Cómo elige los proyectos con los que va a trabajar?

Lo primero es que para trabajar con un proyecto me tiene que apasionar, tengo que enamorarme de la idea.

Además, analizo el nivel de escalabilidad del mismo, veo cómo se proyecta, pues quiero que tenga potencial de crecimiento.

Me gusta que sea innovador, y que tenga un retorno de inversión atractivo, también es importante que el emprendedor refleje y proyecte esa pasión, ese entusiasmo por su idea, que tenga un modelo de negocio definido, que conozca su mercado meta y tenga una estrategia de comunicación y contenido digital.

Muchos llegan a través de LinkedIn, otros, surgen de pitch donde he estado como jurado, por ejemplo, en eventos de PROCOMER como el Ramp Up.

También he sido jurado en una plataforma que se llama Pitch at the beach, que es marca registrada para emprendedores, en la que personalidades apoyamos los proyectos que llegan ahí.

¿De dónde obtiene el capital para apoyar estos proyectos?

Es capital propio y en conjunto con mi propia empresa de consultoría AIBC international business consulting, he sabido administrar mis finanzas y trato de elegir los que pienso que tienen buenas posibilidades de crecer o mantenerse.

Actualmente trabajo entre Estados Unidos y Medio Oriente, por ejemplo en los negocios con los jets privados; ha crecido mucho a raíz justa- mente de la pandemia, ya que, en un principio, solo los vuelos privados podían volar, y posteriormente, con las restricciones de vuelos, son más los empresarios que optan por tener su propio transporte aéreo, cambiarlo o alquilarlo, por lo que las ventas se han disparado.

¿Cómo llegó a tener ese trabajo tan diferente?

“Llegué a la compañía que vende jets a través de un empresario y su esposa; a ellos los conocí cuando trabajé para Mediaset, que es el canal italiano donde hacía el programa, ellos viven actualmente entre Londres y Emiratos Árabes y fueron quienes me abrieron las puertas a esta oportunidad, la cual, a su vez, me ha permitido ampliar mi red de negocio.

¿Cuándo no está trabajando, qué le gusta hacer?

La playa es mi lugar favorito, y me encanta ir con mi familia, disfruto muchísimo patinar y como paso mucho tiempo en Miami, me encanta ir a patinar a South Beach. Actualmente vivo entre Costa Rica, Miami y Medio Oriente, ahí tengo mis tres hogares y en los tres lugares la paso muy bien.

Me gusta conocer lugares, me encanta probar nuevos sabores, comer cosas diferentes, descubrir recetas y empaparme de diferentes culturas.

Yo no paro de moverme, me encanta la novedad, por eso siempre estoy emprendiendo algún proyecto.

En la vida que tiene actualmente, ¿ve espacio para la maternidad?

Tengo un hijo adoptivo que quiero muchísimo. Mohhah tiene 15 años, vive en Sir Lanka, lo adopté después del tsunami cuando quedó huérfano, al igual que muchos otros menores que encontraron padres como yo.

Cuando lo conocí tenía seis años y desde entonces mantenemos contacto permanentemente, además, mi compromiso es apoyarlo más allá de lo económico, por lo que hablamos cada vez que podemos. Él es una de mis responsabilidades más importantes, y me encanta que sea parte de mi vida.

¿Cuál le gustaría que fuera su legado?

Me gustaría saber que he podido apoyar a muchas personas, especialmente a mujeres. A pesar de que se han dado pasos importantes en el tema de la igualdad de género aún falta mucho por hacer. Las mujeres tenemos habilidades sorprendentes, y sería maravilloso que pudiéramos potenciarlas, crecer, e impulsar el país al que pertenecemos.

La incorporación de la mujer en el mercado laboral es una acción no solo justa, sino también inteligente. Los estudios de Closing GAP indican que el PIB mundial aumentaría 16% si se incorporaran al mercado laboral todas las mujeres en edad de trabajar.

Y es que las mujeres tienen grandes habilidades para tomar decisiones acertadas, intuitivas y bajo altos niveles de estrés. Lo vemos reflejado en las grandes lideresas mundiales, primeras ministras y presidentas, que dirigen naciones consideradas potencias mundiales y las sacan adelante durante crisis internacionales y pandemias.

De igual manera, las mujeres contamos con habilidades de planificación y somos multi tarea, prueba de eso son las millones de madres solteras que logran sacar adelante sus hijos llevando a cabo trabajos de jornada completa, y haciéndose cargo de sus casas y a veces incluso de adultos mayores de su núcleo familiar. ¡Mi más profundo respeto por estas mujeres!

En una sociedad donde aún existen las brechas salariales de género, no podemos estar tranquilos. Debemos dimensionar las oportunidades que estamos perdiendo como sociedad al no aprovechar al máximo las fortalezas de la población femenina.

La pandemia aumentó estas inequidades. Las mujeres tuvieron que dejar sus trabajos remunerados para hacerse cargo del cuido de sus hijos, de adultos mayores, de la cocina y la limpieza de su hogar. Actualmente en Costa Rica el desempleo en mujeres es de 19%, mientras que en hombres es un 12% (según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) a noviembre 2021.

Nuevamente el efecto del desempleo femenino nos golpea a todos como sociedad, pues los estudios demuestran que el efecto multiplicador del ingreso es mayor en mujeres que en hombres. Es decir, cada dólar que recibe una mujer se traduce en consumo para sus hijos y su comunidad, en mayor proporción que cuando está en manos de hombres.

Todo esto me lleva a reflexionar. ¿Cuál debe ser mi rol en esto? ¿Cómo puedo facilitar el proceso de cambio? Es por eso que trato que todas mis acciones sean pensadas en beneficio de alguien, principalmente, en beneficio de la mujer.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.