Mónica Morales. 18 febrero
THE QUEEN�S GAMBIT (L to R) ANYA TAYLOR-JOY as BETH HARMON in episode 104 of THE QUEEN�S GAMBIT Cr. PHIL BRAY/NETFLIX � 2020
THE QUEEN�S GAMBIT (L to R) ANYA TAYLOR-JOY as BETH HARMON in episode 104 of THE QUEEN�S GAMBIT Cr. PHIL BRAY/NETFLIX � 2020

El 23 de octubre de 2020 Netflix estrenó la serie Gambito de Dama (The Queen’s Gambit, en inglés), protagonizada por Anya Taylor-Joy. Cinco días más tarde, la plataforma anunció que esta se había vuelto la producción más vista.

La historia de una niña huérfana, prodigio del ajedrez cautivó a la audiencia de distintas partes del mundo y fue alabada por críticos, cinéfilos, ajedrecistas e incluso inexpertos del juego. El fenómeno causó un resurgimiento del interés por el ajedrez: se aumentaron las matrículas en cursos sobre este juego, se multiplicaron las consultas en Internet y se dispararon las ventas de tableros.

Según La Voz de América, cada segundo y medio alguien en Estados Unidos le pregunta a Google cómo jugar al ajedrez. El portal en línea Chess.com ha registrado 28 millones de jugadores y Amazon se disculpó con los clientes porque muchos juegos de ajedrez pedidos en línea no estarían  disponibles a tiempo para Navidad.

La serie de siete episodios fue el plan perfecto para hacer más llevadero el confinamiento por la pandemia, pues cumple con las características de una mezcla ganadora: una gran historia, con una narración técnica impecable, con subtemas polémicos y una actriz que se lució.

La actuación de Anya Taylor-Joy en el papel de Beth Harmon se llevó los aplausos de la crítica y también de la comunidad del ajedrez. Ella, quien ha confesado no saber nada sobre el juego antes de aceptar el contrato, hizo su trabajo de investigación y se convirtió en una competidora estelar (tanto en la serie como en la vida real).

Historia de actriz
THE QUEEN�S GAMBIT (L to R) ANYA TAYLOR-JOY as BETH HARMON in episode 106 of THE QUEEN�S GAMBIT Cr. PHIL BRAY/NETFLIX � 2020
THE QUEEN�S GAMBIT (L to R) ANYA TAYLOR-JOY as BETH HARMON in episode 106 of THE QUEEN�S GAMBIT Cr. PHIL BRAY/NETFLIX � 2020

En las entrevistas de Anya Taylor-Joy con medios de comunicación hispanoparlantes, su excelente dominio del idioma español, con un característico acento argentino, llama la atención.

Resulta que aunque la actriz nació en Miami, Estados Unidos, y vivió en Londres, tiene raíces españolas y argentinas.

Es la menor de seis hermanos, su madre, Jennifer-Marina de Joy, que trabajó como fotógrafa y diseñadora de interiores, es de ascendencia inglesa y española y su padre, Dennis Alan Taylor, es un exbanquero internacional de origen argentino-escocés.

Su familia se mudó a Argentina cuando era recién nacida y solo hablaba español antes de mudarse a Londres cuando tenía seis años. De hecho, esta mudanza y la separación de sus amigos del jardín infantil no fue algo que Anya Taylor-Joy se tomara bien. Incluso, una vez en Londres se negó por dos años a aprender el idioma inglés con la intención de que su familia regresara a Argentina. Pero la infantil estrategia no funcionó.

En Londres asistió a Hill House School y luego a Queen ‘s Gate School. Combinó sus estudios formales con la danza de ballet. “Bailé ballet muy duro durante mucho tiempo. Sabía que quería expresarme de alguna manera”, dijo la joven de 24 años durante una entrevista en Interview Magazine.

A los dieciséis años, fue descubierta por Sarah Doukas, directora de la agencia londinense de modelos Storm Model Management. La anécdota es graciosa: Taylor-Joy tenía una fiesta por la noche y usaría tacones por primera vez, para practicar decidió sacar a pasear a su perro mientras usaba tacones, pronto se percató de que un automóvil negro la estaba persiguiendo. Alzó a su mascota y como pudo dominó los tacones para empezar a correr. Lo que parecía una escena de secuestro de cualquier película de terror, terminó siendo la agente de modelos intentando fichar a la joven.

Para ese entonces, ser modelo no estaba entre los planes de Taylor-Joy, quien ya tenía clara su intención de convertirse en actriz… pero pensé: “si esto me puede ayudar con eso, genial”, señaló la actriz en una entrevista. Esta vez la estrategia sí funcionó, y fue a través de su trabajo como modelo que conoció y firmó un contrato con un agente de actuación.

Para Taylor-Joy hay una gran diferencia entre actuar y modelar. “En el primero las emociones y  los defectos de los personajes humanos permiten conectar con otras personas, mientras que cuando estás modelando solo estás proyectando un ideal”, relata.

A pesar de que su papel en Gambito de Dama le dio fama mundial, el tema de ser reconocida no es un anhelo para la actriz. “Nunca pensé ‘quiero ser famosa’. Lo que quiero es actuar. Esto me hace sentir bien, de hecho, nada me hace sentir tan bien como hacer esto. Nada podría hacerme más satisfecha. Y me aterroriza la fama. Me gusta saber que, cuando le agrado a la gente, les agrado por lo que soy y porque se han tomado el tiempo de conocerme”, ha dicho.

La serie más vista
THE QUEEN�S GAMBIT (L to R) ANYA TAYLOR-JOY as BETH HARMON in episode 105 of THE QUEEN�S GAMBIT Cr. PHIL BRAY/NETFLIX � 2020
THE QUEEN�S GAMBIT (L to R) ANYA TAYLOR-JOY as BETH HARMON in episode 105 of THE QUEEN�S GAMBIT Cr. PHIL BRAY/NETFLIX � 2020

Gambito de Dama es una historia ficticia que sigue la vida de una huérfana prodigio del ajedrez, Beth Harmon (Anya Taylor-Joy), durante su búsqueda para convertirse en la mejor jugadora de ajedrez del mundo mientras lucha con problemas emocionales y dependencia de las drogas y el alcohol. La historia comienza a mediados de la década de 1950 y continúa hasta la de 1960

Está basada es la novela de suspenso escrita por el autor estadounidense Walter Tevis. Fue publicada por primera vez en 1983.

Si bien el resultado fue exitoso, el camino fue complejo. Allan Scott, creador y guionista de la serie, reveló en una entrevista que tuvo que rehacer 11 veces el guión de “Gambito de dama” y que muchos directores le cerraron las puertas.

“Siempre creí que era algo que la gente querría ver, pero cada estudio al que fui, sin importar lo renombrado que fuese el director implicado, dijo, ‘Oh, no, no, las películas sobre ajedrez no funcionan’”, comentó en una entrevista con la BBC.

Prueba de ello es que Scott adquirió los derechos de la novela original de Walter Trevis en 1990, por lo que hacer que llegara al público se demoró tres décadas.

“Trabajé en once versiones del guión y trabajé en ello con nueve directores diferentes en todos estos años”, confesó el guionista.

Eso sí, debemos defender que esta es mucho más que una historia de ajedrez. La serie nos lleva por un delicado viaje de madurez de una mujer a la que el sistema ha fallado desde pequeña y ha propiciado sus adicciones. Alrededor, hay también historias de amistad, de egos, de superación e incluso, de moda... más de una persona se ha inspirado en el look que lleva la actriz para hacer algún cambio de imagen.

Moda: el estilo de Beth Harmon
El look final de Beth Harmon tiene un significado de la nueva mujer que ella es. Foto: Netflix para LN
El look final de Beth Harmon tiene un significado de la nueva mujer que ella es. Foto: Netflix para LN

La formidable actuación de Anne Taylor-Joy va de la mano con el excelente trabajo de la diseñadora de vestuario Gabriele Binder. Cada prenda usada en Gambito de Dama tiene un mensaje oculto.

“Siempre trato de reflejar lo que está pasando dentro de un personaje con lo que lleva puesto y los cuadros me parecieron interesantísimos para el personaje de Anya, pues ella escogería intuitivamente prendas que se conectaran con el ajedrez. El marcado contraste presente en los cuadros también expresa los matices del juego en sí mismo —es decisivo, ganas o pierdes—, algo que no tendrías, por ejemplo, en un estampado floral”, reveló la diseñadora a la revista Vogue.

Poco a poco, la protagonista va dejando atrás las prendas anticuadas para volverse una referencia de elegancia mezclada con sencillez.

“Me gustan particularmente las T-shirts que Beth lleva hacia el final de la serie, que mandamos a hacer en verde, azul y blanco. Son un guiño a la silueta Courrèges: muy cool, elegantes y sencillas. Me gustó tanto este look que lo repetí una y otra vez, acompañado de pantalones sencillos. Beth también usa las T-shirts con el cardigan de bloques amarillos, un look que se siente tan libre y juvenil. Es definitivamente algo que podrías recrear hoy en día”, relata la vestuarista.

Y quienes ya vieron la serie, seguramente no podrán sacarse de la cabeza el abrigo blanco, acompañado de boina y pantalón blanco, con el que Beth recorre por su última escena. “‘Al final, Beth lleva el abrigo con pantalones y gorra blancos. La idea, por supuesto, es expresar que ella es ahora la reina del tablero y que el tablero es el mundo”, relata Binder en Vogue.