Mónica Morales. 22 junio

Es posible crear espacios acogedores y frescos con una decoración en la que prevalezca los tonos claros, combinados con detalles en colores brillantes. ¿Cómo hacerlo? Acá le brindamos fáciles recomendaciones:

1. Utilice tonos claros

Los colores claros proporcionan una sensación relajante y una visión más amplia y limpia.

¿Quiere infundir una sensación de serenidad en la sala de estar? Considere usar colores pastel. Estos pueden incluirse en las paredes, tanto en la pintura como en los artículos decorativos como espejos, portarretratos u otros adornos como jarrones y canastas.

Foto: Crate and Barrel
Foto: Crate and Barrel

Sugerencia: Esta canasta tejida en un patrón ondulado que se destaca es adecuada para la decoración orgánica moderna y de inspiración escandinava. Es ideal para almacenar todo tipo de artículos, como juguetes en las habitaciones de los niños o toallas en el cuarto de baño.

2. Colores vivos y alegres

Contar con una base decorativa en colores claros resulta casi indispensable, pero también es necesario algún aporte de colores brillantes que caracterizan muy bien la época del año en la que estamos. Por ejemplo, incluir cojines o jarrones diseñados en colores llamativos captará la atención de la estancia y resaltará la elegancia de los muebles.

Foto: Crate and Barrel
Foto: Crate and Barrel

Sugerencia: Un jarrón con detalles de color es posible lucirlo en la sala de estar, en la cocina o en el dormitorio. Puede usarlo como contenedor de arreglos florales o por sí solo, como una pieza escultórica de cerámica.

3. Verdes frescos

Incluir decoración en tonalidades verdes siempre será una buena idea; las plantas son grandes aliados –y un factor casi infaltable– para crear espacios frescos; dan un toque alegre a la decoración.

Si usted desea ahorrar en tiempo y cuidados, puede inclinarse por alternativas artificiales. Hay plantas tan hermosas que nadie notará que no son naturales, y el efecto visual de frescura es el mismo.

Foto: Crate and Barrel
Foto: Crate and Barrel

Sugerencia: una jardinera que exhiba todo tipo de vegetación es ideal para colocarse sola, según sus gustos en decoración.

4. Muebles acogedores

Nada mejor que un sofá o silla acogedora que nos invite a tomar un momento para relajarnos y descansar. Es importante considerar que los muebles son elementos fundamentales en una decoración atractiva y funcional. Los colores y el diseño deben influir en la elección de los que más se adapten al espacio y al resultado que queremos lograr.

Foto: Crate and Barrel
Foto: Crate and Barrel

Sugerencia: un sofá que mezcle modernismo y sofisticación, con elementos de cuero y terciopelo. Prefiera un diseño sencillo que aporte elegancia a los espacios internos, manteniéndolos simples y frescos.

5. No olvide la cocina

Este espacio muchas veces se da por sentado en la decoración, pero es importante aportar luz, frescura y color para que armonice con el resto de la casa.

Es posible incluir algunos elementos, como jarrones o floreros, que den color. Sin embargo, no se olvide de las vajilla y utensilios propios de la cocina; ellos también forman parte de la decoración.

Foto: Crate and Barrel
Foto: Crate and Barrel

Sugerencia: colección de vajillas Caspian, inspirada en las deslumbrantes playas de Europa y Oriente Medio, desde las olas azules hasta las rocas grises y brillantes arenas.

Fuente: Crate and Barrel (tel.: 4404-3831)