Bienestar

Reduzca el colesterol con estos ejercicios

Cambios adecuados en el estilo de vida marcan la diferencia.

Cuando se trata de colesterol, a menudo escuchamos hablar del “bueno” (HDL) y del “malo” (LDL). Estas connotaciones hacen referencia a que los altos niveles de colesterol LDL en el cuerpo pueden afectar las arterias, aumentar el riesgo de un accidente cerebrovascular y exponer a la persona a una enfermedad cardíaca o un infarto; mientras que el colesterol HDL, por su parte, ayuda a eliminar el colesterol LDL del torrente sanguíneo.

Según la “Asociación Estadounidense del Corazón” (American Heart Association), los altos niveles del colesterol en el cuerpo son causados por dos elementos principales: la falta de ejercicio y el sobrepeso (entre otros factores), por lo que recomienda a las personas hacer ejercicio durante al menos 30 minutos, de cinco a siete veces por semana.

El ejercicio funciona para eliminar el peligroso colesterol LDL graso en el cuerpo, al aumentar el colesterol HDL. De acuerdo con la doctora Leslie Cho, especialista en cardiología de Cleveland Clinic, “el ejercicio, en conjunto con una dieta más saludable, es un excelente punto de partida si se está tratando de reducir el colesterol malo”.

El ejercicio aeróbico repetitivo y que trabaja múltiples grupos musculares es el mejor ejercicio para reducir el colesterol LDL. A continuación, algunos ejemplos:

Caminar o trotar

No es necesario ir en la cinta de correr a toda velocidad, para conseguir resultados positivos. De hecho, si usted no está acostumbrado a correr, tiene sobrepeso o problemas en las articulaciones, esto podría hacer más daño que bien a su cuerpo.

Comience con una caminata suave alrededor de la cuadra, luego una caminata más larga y luego pruebe trotar lentamente. No solo reducirá su colesterol, sino que también disminuirá su presión arterial.

Ciclismo

Andar en bicicleta puede quemar tantas calorías como trotar, pero es, sin duda, un ejercicio más amigable con las rodillas. Todo lo que tiene que hacer es encontrar una bicicleta cómoda y del tamaño adecuado y comenzar a pedalear para mejorar su colesterol.

Natación

Correr y andar en bicicleta son ejercicios muy exigentes para su cuerpo, la natación podría resolver sus problemas de colesterol con la misma eficacia ya que al dar brazadas en la piscina, se ejercita todo el cuerpo.

La natación es excelente para la salud general del corazón y parte de eso es porque ayuda a reducir el colesterol.

Yoga

Una gran noticia para las personas que no disfrutan de los ejercicios de alta intensidad es que el yoga, además de mejorar la flexibilidad y el sueño, también mejora los niveles de colesterol.

“Siempre consulte con su médico antes de comenzar un programa de ejercicios, especialmente si su colesterol alto lo pone en un riesgo inmediato de sufrir una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular”, dice la Dra. Cho. Por otro lado, si usted experimenta dolor en el pecho, dificultad para respirar, mareos o aturdimiento durante el ejercicio, debe detenerse inmediatamente.

Aquí otros consejos generales que la especialista agrega para comenzar:

Manténgase hidratado. Beba agua cuando tenga sed y recuerde que en condiciones de calor o humedad es posible que necesite beber aún más agua para mantenerse hidratado.

Comience despacio. Si es nuevo en un programa de ejercicios, comience con un tiempo corto y aumente progresivamente. Puede comenzar con 15 minutos de ejercicio y luego aumentar hasta por lo menos 30 minutos diarios. “El objetivo óptimo es lograr aproximadamente 200 minutos por semana de ejercicio”, dice la Dra. Cho.

Manténgase cómodo. Use tenis o zapatos planos, con cordones, que tengan buen soporte y le permitan realizar los movimientos de una forma adecuada.

Mantenga la regularidad. Incluya el ejercicio como una parte regular de su estilo de vida saludable y trate de hacer ejercicio a la misma hora todos los días para que se convierta en un hábito.

Manténgase motivado. Pida a familiares y amigos que lo acompañen para mantenerse motivado. Esto también podría inspirarles a comenzar o continuar con su propio viaje hacia un estilo de vida más saludable.

“Lo mejor del ejercicio es que no siempre tiene que ser igual”, dice la Dra. Cho. “Cámbielo, manténgalo emocionante y sepa que con el tiempo su arduo trabajo dará sus frutos en forma de un colesterol más bajo”.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.