Mónica Morales. 22 octubre, 2020

Sin plancha, sin químicos, libre de formol, con puros ingredientes naturales: así es como funciona la Tatinoplastia Salvatore, un procedimiento creado en Brasil y que recientemente llegó a nuestro país.

Este tratamiento capilar aporta brillo, llena la hebra de nutrientes, reduce el volumen, elimina el frizz y alisa. Su magia sucede gracias a los taninos, una sustancia presente en plantas, cortezas de árboles (principalmente el roble y el castaño), en las uvas y el vino.

El tanino, que tienen potentes propiedades antioxidantes, interactúa en las uniones moleculares del cabello logrando una reestructuración molecular diferente a cualquier otro tratamiento: actúa desde dentro hacia fuera. El resultado es: lacio, brillo, suavidad e hidratación, de tal manera que luego solo será necesario usar un champú y acondicionador correcto (libre de sulfatos) y secar rápidamente con secadora o al aire libre.

La marca brasileña Tatinoplastia Salvatore es pionera en el desarrollo de los productos para uso capilar con el activo orgánico del tanino.

Como el producto es totalmente natural, es apto para todo tipo de cabello (eso sí, cuidado las colochas porque, al ser un tratamiento alisante, deshace los rizos). Además, se puede aplicar desde la raíz sin consecuencias adversas para el cuero cabelludo.

Muchas personas comienzan a utilizar este tipo de tratamientos naturales o cosméticos amigables con el ambiente por problemas de salud o alergias, pero cada vez son más las personas que buscan este tipo de productos en su rutina diaria de belleza. Al ser libre de formol, no hay restricciones para personas alérgicas ni efectos secundarios en los estilistas que aplican el tratamiento.

La Taninoplastia promueve un alisado permeable en las cutículas, lo cual, permite que el cabello reciba tratamientos posteriores al proceso. El efecto de alisado sin plancha dura entre cuatro a seis meses, dependiendo de los cuidados y el crecimiento capilar.

¿Cuáles son los cuidados? Es sencillo, posterior a la tatinoplastia se debe lavar el cabello con un champú libre de sulfatos. En el mercado hay una amplia oferta de estos champús, incluídas marcas nacionales. Se pueden adquirir en supermercados o salones de belleza.

Además, hay que tener presente que el agua de mar o de piscina va lavando el producto y por lo tanto, reduciendo el tiempo del tratamiento.

Paso a paso
  1. El procedimiento inicia con un diagnóstico del cabello por parte del estilista certificado por la marca Salvatore. Esto permite identificar las necesidades específicas de cada tipo de cabello, pues el tratamiento se puede personalizar con la mascarilla final.
  2. Seguidamente se lava el cabello con el champú Salvatore Cosmetics, con la finalidad de abrir la cutícula del cabello y favorecer la penetración del tratamiento. Según el tipo de cabello, puede ser necesario un pretratamiento.
  3. Luego se elimina la humedad un 50% y se aplica el tratamiento desde la raíz hasta las puntas, con la ayuda de un peine.
  4. Se envuelve el cabello con un film transparente y se deja actuar el producto durante 30 o 40 minutos, dependiendo del tipo del cabello.
  5. El siguiente paso es aclarar con agua retirando totalmente el producto para no dejar residuos.
  6. En seguida, se alisa el cabello de raíz a puntas con el secador y la ayuda del cepillo.
  7. Se sella el tratamiento deslizando la plancha mecha a mecha y se deja enfriar 5 minutos.
  8. Luego se vuelve a humedecer el cabello para aplicar la mascarilla Salvatore cosmetics, según la necesidad de cada clienta. Hay mascarillas para hidratar, restaurar, controlar cabellos indisciplinados y para pelos con coloración. Se deja actuar el producto y se aclara de nuevo con agua.
  9. Finalmente, se seca el cabello al 100% solo con la ayuda del secador para ver el resultado final.

El tiempo que se requiere para realizar este trabajo en el salón es entre 3 a 4 horas, así que vaya con tiempo y un buen libro para entretenerse. Una vez finalizado el tratamiento es imprescindible utilizar un champú y acondicionador libre de sulfatos para el mantenimiento en casa.

Fuente: Tracy Calvo, técnica de Salvatore Costa Rica (tel.: 6170-8776)