Revista Dominical

Tinta Fresca: Héroes imperfectos

Puesta en escena de gente buena que intenta ser feliz. Y lo logra

Acera arriba y calle abajo, Mati barre y junta obsesivamente basurillas, hojas sueltas y otras minucias. Si uno se cruza con ella, responde con un gruñido el “buenos días” y arrastra sus chancletas en el pavimento, señal inequívoca de su mal humor. Viste enagua larga, blusa floreada desteñida y luce un peinado que no le va, como aquellas novias que salían en las páginas sociales de los periódicos de papel. Mas, en lo esencial, con escoba o sin escoba, Mati es buena gente.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.