Revista Dominical

Cuando el hogar también está en otra parte

Hay sitios que en la vida pueden pasar sin pena ni gloria, pero otros quedan impregnados en el interior para siempre

A veces es una elección, otras veces no. Pero cuando se va a otra tierra, no por turismo, sino para estar ahí un buen tiempo por la razón que sea, todo cambia. Se trata de insertar la vida cotidiana en otra realidad y eso implica, ante todo, una apertura mental e incluso un sentido amplio de supervivencia.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.