Selección Nacional

Chloe Markey Laclé: La estadounidense de sangre tica jugará el Mundial con Costa Rica

Así es la historia de cómo las gemelas Chloe y Lillian Markey Laclé se pusieron en el radar del seleccionador José Catoya hace pocos meses. Una de ellas quedó en la lista de las 21 mundialistas

Las gemelas Chloe y Lillian Markey Laclé nacieron el 4 de mayo de 2003 en Estados Unidos y son hijas de la costarricense Nicole Laclé.

Ese último apunte cobra mucha más relevancia a partir del momento en el que a las dos muchachas les comienza a gustar el fútbol, no solo como un pasatiempo.

No podía ser de otra manera. Su bisabuelo, Clemente Laclé Croes (qdDg), fue presidente de la Federación Costarricense de Fútbol entre 1955 y 1956 —de 1939 a 1961 ese ente se llamó Federación Nacional de Fútbol— y es muy sencillo intuir que él estaría muy orgulloso de las chicas.

Tanto Chloe como Lillian participaron en los microciclos recientes de la Selección Femenina Sub-20, de cara a la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Costa Rica 2022.

Ellas empezaron a jugar desde los cuatro años en el estado de Georgia, donde reside la estrella de Liga Deportiva Alajuelense, Jennie Lakip.

Las gemelas estadounidenses que cuentan con la nacionalidad costarricense forman parte del equipo de la Universidad de Bellarmine, en Louisville, Kentucky. Ese equipo compite en la Primera División del campeonato colegial NCAA.

Hace un tiempo, el abuelo de Chloe y de Lillian, Bruce Laclé se enteró por medio de redes sociales que la Federación estaba realizando visorías con el propósito de reunir a todas las ticas, incluyendo esas que no jugaban en territorio nacional.

Él conoció a Patricia Aguilar en marzo, por una razón que podrá leer más adelante en este artículo. Ella le dio el correo del técnico José Catoya, y después de enviarle videos de las gemelas, las invitó al microciclo que iban a tener en San Diego.

Después de ese microciclo, las convocó para que vinieran a Costa Rica, donde han estado desde el 13 de junio, completando la documentación final para conseguir la cédula, la cual ya tienen, y al mismo tiempo, entrenando en el Proyecto Gol.

Lillian juega más que todo en el medio campo, pero en la ‘Sele’ Sub-20 la probaron como lateral. Al final no fue convocada y regresó a Estados Unidos, donde se reincorporó a su equipo colegial.

En el caso de Chloe, ella ha jugado toda su vida como defensa central y fue convocada en ese puesto.

Bruce Laclé quiso compartir una anécdota que considera puede interesar a familias que tienen problemas con nacimientos prematuros y es que su hija, la madre de las gemelas, tuvo que internarse a las 24 semanas y permanecer en cama casi 10 semanas.

“Las gemelas nacieron prematuras a las 31,5 semanas y después de pasar tiempo en incubadora y cuidado intensivo, sobrevivieron gracias a Dios. Esos días entre las 24 semanas y las 31,5 semanas fueron de mucha angustia y oración, pero con cada día que pasaba, se veía mejor la luz del día”, relató el abuelo de las futbolistas.

Contó que ellas empezaron desde muy niñas con natación, pero a los 4 años se metieron a jugar fútbol y unos 3 o 4 años después se dedicaron exclusivamente al balompié.

“Hoy en día, gracias a Dios, convocadas y no convocadas, estamos felices de tener lo que tenemos”, mencionó.

¿Pero cómo es que el abuelito conoció a Patricia Aguilar? Cuenta don Bruce que la hermana menor de las gemelas, Kate Markey, tiene 16 años y la trajeron para una visoría con la Sub-17.

Sin embargo, no pudo pasar mucho tiempo, ya que no le dieron permiso en la escuela.

“Aprovechamos para conseguirle la tarjeta TIM, la cual ya tiene y en un futuro, con más tiempo y permisos, planea regresar. Si no hubiera sido por ese viaje, quizás las gemelas no hubieran tenido la oportunidad que se les presentó. Las tres lograron jugar juntas durante el último año de la secundaria de las gemelas, y fue una experiencia muy linda verlas ganar el campeonato escolar, Georgia High School Womens Soccer State Champs”, relató.

Al final de los microciclos venía uno de los momentos más difíciles, porque aquel grupo grande de jugadoras debía irse reduciendo conforme se acercaba la Copa del Mundo.

Cuando se acabaron los filtros, una de las gemelas quedó entre las 21 muchachas elegidas por el seleccionador José Catoya para que sean las anfitrionas del Mundial Femenino Sub-20 en Costa Rica, pactado del 10 al 28 de agosto.

Así es como Chloe Markey Laclé dirá presente en la cita planetaria juvenil que está a punto de empezar.

Ella pretende disfrutarlo al máximo y si no fue en esta ocasión, a futuro podría concretarse el sueño de jugar un evento de esta magnitud al lado de su gemela y, por qué no, hasta de su otra hermana.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.