Otros deportes

Federer sella su mejor inicio de año y pasa a la final de Indian Wells pese a tener un mal partido

El suizo cosecha 17 victorias y 0 derrotas en este 2018; su mejor marca fue en 2006, con 16 triunfos

No jugó bien, estuvo contra las cuerdas, pero el suizo Roger Federer renació de sus cenizas este sábado para acabar imponiéndose en semifinales del Masters 1000 de Indian Wells al joven croata Borna Coric.

El resultado a su favor también significa el mejor inicio de su carrera en un año calendario, al llegar a 17 triunfos consecutivos y 0 derrotas en el 2018, según ESPN.

Antes de esa seguidilla, su mejor racha fue en 2006, con 16 victorias.

La primera raqueta del mundo demostró porqué nunca hay que darle por muerto: el suizo miró a la derrota a los ojos y se negó a aceptar su destino para acabar ganando el partido 5-7, 6-4, 6-4 en dos horas y 20 minutos de juego.

Ahora, en la final se enfrentará al ganador de la otra semifinal, que mide al argentino Juan Martín del Potro y al canadiense Milos Raonic.

El choque comenzó a mediodía bajo un intenso sol y un fuerte viento. Federer ya había avisado de que jugar tan temprano no le beneficiaba y así se acabó demostrando.

Coric, más despierto y activo, no era capaz de dañar al suizo con su saque, pero tampoco tenía problemas para batirlo con el suyo.

Así fueron sucediendo los games. Federer ganaba tres de sus primeros cuatro servicios con juegos en blanco mientras el croata iba superando a su par con poco sufrimiento.

Hasta que en el undécimo todo cambió. Coric gozó de dos bolas de break, erró la primera pero no perdonó la segunda, ganando el set a continuación.

Saltaba momentáneamente la sorpresa. Pero cuando es Federer a quien se tiene enfrente uno jamás puede confiarse. Y Coric lo sabía.

Federer solo había acertado el 51% de sus primeros servicios en la primera manga, por el 76% de su contrincante. Se notaba.

El segundo set comenzó igual que había terminado el anterior: con ruptura para Coric.

En el cuarto pudieron cambiar las tornas. El Expreso Suizo tuvo hasta tres bolas de break con 0-40 a favor. Pero no era su día, las perdió todas y acabó cediendo el game.

También en el sexto estuvo cerca de arañar un juego con el saque de su rival, con otra pelota de quiebre que volvió a no ser capaz de materializar.

En un día normal, Federer no perdona. Este sábado lo hizo hasta en cuatro ocasiones seguidas. Tampoco se mostró fiable con su servicio y estrelló varias bolas en la red impropias de él.

No era su día y en el otro rincón se encontró con un adversario hambriento.

Pero uno no acaba con Federer hasta que el partido está terminado y él se encuentre en el vestuario. Celebrar antes de tiempo es una temeridad. Coric tuvo la victoria a su alcance con 4-3 y saque a favor. Dudó unos segundos y dilapidó su ventaja. En un instante, Federer se había llevado la manga 6-4.

La tercera repitió el mismo guión que las anteriores: Coric volvió a tener el triunfo al alcance de los dedos con 4-3 y servicio. Pero no supo concretarlo y unos minutos después se despertó de su sueño.

Federer, como casi siempre, era el vencedor y este domingo intentará ganar el torneo por sexta vez en su carrera.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.