Otros deportes

El sueño de Andrea Vargas comenzó con vallas de plástico construidas por su papá

Juan Manuel Vargas vio la necesidad de hacer las vallas para que su hija pudiera entrenar, cuando tenía entre 10 y 12 años y competía en categoría infantil

La necesidad de que su hija entrenara de forma adecuada llevó al papá de Andrea Vargas a diseñar sus propias vallas.

Hechas con tubos de plástico pvc, el puriscaleño Juan Manuel Vargas se dio a la tarea de llenar un vacío en las prácticas de la hoy medallista de oro.

La corredora apenas tenía entre 10 y 12 años cuando su progenitor construyó la herramienta principal para su disciplina.

“Cuando Andrea estaba en categorías infantiles hacía el pentatlón y ya se necesitaban las vallas, entonces se me ocurrió hacerlas de plásticos desarmables. En un inicio creo que eran de 72 centímetros y después conforme iba pasando de categoría había que subirle el tamaño”, contó Juan Manuel.

Incluso, después hizo dos tamaños, las más pequeñas para su hija menor, Noelia, y las más grandes para Andrea.

Con ambas saltaban en el Estadio Luis Ángel Calderón de Puriscal, el cual no cuenta con estos materiales, por lo que siempre las llevan a los entrenamientos.

La historia es diferente cuando asisten al Estadio Nacional, aunque en algunas ocasiones les ha tocado llevarlas.

Antes, e incluso ahora, pensar en vallas “profesionales” era una utopía, porque el precio es muy elevado. Y aunque hace unos meses la Federación Costarricense de Atletismo les proporcionó unas de metal, las de plástico se mantienen.

“Las seguimos usando porque tienen mucha comodidad y si ellas cometen un error no se golpean. Cuando las vallas se quiebran o se dañan, uno las zafa y solo se reemplaza el tubo”, explicó.

De su bolsillo y el de su esposa ha salido dinero para apoyar a sus hijas, pero Juan Manuel afirma que eso es un simple detalle, sobre todo cuando se ven los frutos.

“No se piensa en lo que se ha gastado o invertido, en eso no se piensa, cuando gana es la alegría del triunfo, de ver a un hijo triunfar, eso es muy bonito”, agregó.

Hoy Andrea no tiene patrocinios monetario de empresas privadas, aunque sí ayudas con implementos deportivos de Transportes Puriscal o atención gratuita de fisioterapeutas y quiroprácticos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.