Otros deportes

El gordito al que le hacían ‘bullying’ en las mejengas perdió 60 kilos y ganó etapa en La Ruta de los Conquistadores

En los últimos años no solo luchó para bajar de peso, sino también para ser un ciclista competitivo y cumplir uno de sus grandes sueños

Kenneth Sanabria Sanabría aún recuerda cómo en las clásicas mejengas, con los amigos, le faltaba el aire cada vez que disputaba un balón con uno de los rivales, por lo que las risas y los comentarios lo llenaban de vergüenza y le dolían más que recibir una patada de un contrario.

Es por eso que el pasado viernes, durante la segunda etapa de La Ruta de los Conquistadores 2022, Kenneth no podía contener las lágrimas de emoción al verse puntero en su categoría. Había sido el primero en dejar atrás las innumerables curvas en el ascenso al Volcán Irazú y más tarde dominar el descenso para llegar al Catie en Turrialba, después de 90 kilómetros. Fue indescriptible.

En los últimos años, este vecino de Tres Ríos dejó atrás el fútbol para meterse de lleno en el mundo de los pedales y tener su propia lucha, no solo para mejorar en sus tiempos, sino perder peso, disfrutar de los deportes y lograr lo que hasta hace muy poco parecía imposible: ganar una etapa en La Ruta de los Conquistadores en su categoría.

No menos difícil parece lo que hubo detrás: pasar 120 kilos a 61 kilos, su peso actual. Incluso llegó a pesar 58 kilogramos

Las posiciones en la categoría Máster A de La Ruta son el reflejo de su esfuerzo: ganó una jornada y fue cuarto en la clasificación general.

Ha sido una lucha contra los prejuicios y el insistente “no se puede” en su cabeza.

“Tenía sobrepeso y mis amigos me invitaban a jugar fútbol cinco y no aguantaba ni cinco minutos. Mis rodillas no me daban, no tenía aire y se burlaban, me hacían bullying y era muy feo, la verdad. Entonces, un tío, a quien le gustaba el ciclismo recreativo, me motivó a comprarme una bicicleta y empezar a salir”, comentó Sanabria.

“El iniciar en el ciclismo, en el 2009, fue un reto muy grande. Pero cada vez iba superando etapas y hoy la verdad me siento muy contento. Fue darme una lección a mí mismo y creo que también puede ser una motivación para mucha gente. Si uno realmente se enfoca, tiene el objetivo claro, se pueden alcanzar grandes cosas”, manifestó.

Sus primeras salidas con su tío Dinier Sanabria y su hermano Alejandro eran del centro de Tres Ríos a La Galera. Son escasos cinco kilómetros que para Kenneth, en aquel momento, era todo un mundo. El consejo y el apoyo de amigos y familiares fue determinante para no rendirse, para seguir adelante y no solo devorar kilómetros, sino también perder peso.

En el 2010, después de participar en la Copa Endurance, una serie de carreras de ciclismo de montaña en la temporada, tomó la decisión de correr por primera vez La Ruta de los Conquistadores. En aquel entonces ya pesaba 85 kilos, después de haber perdido 35 en un año.

Al final concluyó la carrera, contra viento y marea y más por amor propio que otra cosa, en aproximadamente 28 horas. En aquella oportunidad La Ruta se corrió en cuatro etapas.

El pedalista de 35 años y quien labora como ejecutivo de ventas de la Empresa Lemen de Costa Rica, comentó que corrió La Ruta en cinco ocasiones hasta el 2015, cuando decidió hacer otros eventos como la Trans Costa Rica, pero su deseo lo impulsó a seguir bajando peso y tomó otra importante decisión para lograr su cometido.

“Uno empieza a perder peso rápidamente, pero luego se estanca. Fue allí cuando me recomendaron un nutricionista.Yo decía que no podía, que no me iba a acostumbrar, pero poco a poco me fui acomodando y fue una de las mejores decisiones que tomé para lograr finalmente ganar La Ruta”, explicó Sanabria.

“Recuerdo que la gente comentaba: ‘Ese gordillo sí la corajea, lástima que no baja más de peso. Fue allí donde me di cuenta de la importancia de la nutrición. También quiero aprovechar para agradecer a Trek BikeStore, a Édgar Navarro y Constructora Navarro y Avilés, así como a mi familia, que siempre me ha apoyado. Para mí es una bendición, un regalo de Dios, que pude compartir todo esto con ellos”, añadió.

La meta que más satisface y valora Kenneth es haber vuelto este año a La Ruta y alcanzar el triunfo en su categoría en la segunda fracción entre Tres Ríos, su pueblo natal y Turrialba, luego de pedalear 90 kilómetros. El ciclista recuerda que la primera vez que hizo ese recorrido, en 2010, duró siete horas, sufriendo mucho, mientras que este año cronometró 4:12:24.

“Es gratificante haber ganado una etapa en La Ruta de los Conquistadores, al ser una carrera de mucho prestigio. Hace solo unos años yo era un simple espectador y soñaba con al menos participar. Por lo que ganar la etapa que sale de Tres Ríos, donde están mis amigos y familiares, y estar entre los cuatro primeros del podio en la categoría Máster A, me enorgullece muchísimo”, resaltó Sanabria.

“Me siento muy contento, es un regalo para mí y toda la familia. Puedo decirle a la gente que sí se puede. A pesar de que pasemos crisis, lo podemos hacer, si uno es fuerte de mente. Es claro que se pueden superar todas las dificultades, que debemos ir día a día. Debemos tener claro que no hay límites y el deporte es el mejor instrumento para mejorar y alcanzar nuestros sueños. No importa lo que cueste”, acotó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.