Steven Oviedo. 18 enero
Paul Chaplet durante su ronda de práctica en el LAAC 2020. (Photo by Enrique Berardi/LAAC)
Paul Chaplet durante su ronda de práctica en el LAAC 2020. (Photo by Enrique Berardi/LAAC)

Mayakoba, México. Organizar el Latin America Amateur Championship (LAAC) sigue siendo el anhelo más grande para los miembros de la Federación Costarricense de Golf, pero ellos no solo lo ven como un sueño, sino que lo trabajan como una meta.

Costa Rica se ha dado a la tarea de llenarles el ojo a los organizadores de este tipo de eventos con hechos y no con palabras o promesas sin fundamento.

La Federación tica de este deporte ha dado pasos importantes en temas organizativos, ya que fueron los precursores de la implementación de la Copa Volcanes, que es el torneo de Centroamérica a nivel de equipos.

“Nuestra región está aprendiendo a trabajar junta, antes no nos conocíamos del todo bien, pero ahora trabajamos muchas cosas en conjunto, entre ellas Copa Los Volcanes que es nuestro torneo regional”, explicó Rodrigo Cordero, miembro de la Federación.

Cordero considera que la región centroamericana ha crecido fuertemente en temas de organización de torneos y que eso le permite, no solo a Costa Rica, sino a toda el área, trazarse la meta de llevar el LAAC a sus países.

“Esa experiencia acumulada, tanto individual como colectiva, va a hacer que para alguno de nuestros países se pueda cumplir el sueño de tener un torneo como el LAAC. Ningún esfuerzo que hacemos se compara con el LAAC por su logística”, señaló Cordero.

Costa Rica se ha dado a la tarea de empaparse de cómo se realizan los torneos de golf más importantes de Latinoamérica como es el LAAC, con el objetivo de estar preparados para cuando se les tome en cuenta para efectuar este certamen.

El LAAC inició en el 2015, ha estado dos veces en República Dominicana (2016 y 2019), una vez en: Argentina (2015), Panamá (2017), Chile (2018) y México (2020). Además la sede el 2021 será el Lima Golf Club en Perú.

“Lo que hemos venido haciendo es estudiar, comprender y entender sin ninguna promesa a cambio. Costa Rica ha estado interesado siempre en llevar este torneo a la región, hemos estado trabajando de manera silenciosa. La candidatura de Costa Rica está presentada hace muchos años atrás, pero no depende de nosotros”, comentó Cordero.

Dentro de los organizadores del LAAC, los esfuerzos de países como Costa Rica no son invisibles, por el contrario, se toman en cuenta y se examinan para decisiones futuras.

“Todo lo que genera un país o una región contribuye a enriquecer su experiencia. Me parece que crear experiencias organizando torneos es un punto muy a favor para hacerse cargo de torneo de este nivel”, comentó Mark Lawrie, Director de The R&A para Latinoamérica y el Caribe.

Costa Rica ha sido muy competitiva en este torneo, ya que Paul Chaplet fue campeón en el 2016, Luis Gagne segundo lugar en el 2019 y Álvaro Ortiz fue cuarto en el 2017.