Fanny Tayver Marín, AFP . 16 septiembre
En el Ineos consideran que lo más sabio era que Egan Bernal no continuara sufriendo en carretera. Fotografía: Marco Bertorello / AFP
En el Ineos consideran que lo más sabio era que Egan Bernal no continuara sufriendo en carretera. Fotografía: Marco Bertorello / AFP

El desplome sufrido por Egan Bernal en el ascenso descomunal al Grand Colombier dejó serios daños, tantos que el primer colombiano en convertirse en el campeón del Tour de Francia no llegará a París el próximo domingo.

Ineos anunció este miércoles que el cafetero abandonaba la edición 107 de la ronda gala y que por lo tanto no tomaría la partida en la etapa 17.

El capo de Andrey Amador vivió la peor crisis de su carrera ciclística el domingo pasado, cuando sus piernas no respondieron en la subida. Tenía ganas, pero no fuerzas.

Con problemas en la espalda y al hundirse en la general, es lógico que la moral se le desmoronara al joven maravilla del ciclismo colombiano y que ante esas circunstancias, no era prudente continuar con el masoquismo.

Es obvio que salir del Tour le tiene que doler a Bernal, pero también es la forma directa de comenzar con su recuperación de forma inmediata.

Así lo analizó Ineos y así lo entendió el propio colombiano.

Descolgado del grupo de favoritos en las dos etapas alpinas disputadas el domingo y el martes y muy lejos en la general, en la casilla 16, a 19:04 del líder, el esloveno Primoz Roglic, Bernal, de 23 años, acabó arrojando la toalla.

“Obviamente, no era la manera como quería acabar mi Tour de Francia, pero creo que es la decisión correcta para mí en estas circunstancias”, explicó el propio Bernal en un comunicado de su equipo Ineos antes del inicio de la etapa 17, que implicaba 170 kilómetros entre Grenoble y el Col de la Loze.

“Tengo el mayor de los respetos por esta carrera y ya estoy deseando volver en los próximos años”, añadió Bernal, cuya preparación para el Tour se vio perjudicada por unos dolores de espalda que ya le hicieron abandonar en agosto el Critérium du Dauphiné, aunque el escalador había asegurado que no se debía a esta lesión su pobre rendimiento en este Tour.

“He tenido dolor en todas las etapas, pero no puedo echarle la culpa a eso. Hoy fue más el dolor de piernas que el dolor de espalda", admitió el domingo tras alejarse más de siete minutos con respecto a los favoritos al podio y despedirse de sus opciones de revalidar el título.

"Creemos que lo más sabio para él es dejar la carrera. Egan es un verdadero ganador que ama competir, pero también es un ciclista joven, con muchos Tours aún por delante”, estimó el patrón del Ineos, el británico Dave Brailsford.

Tras lograr en 2019 el primer Tour de Francia para el ciclismo colombiano, Bernal acudió a esta edición como líder indiscutible de la formación británica, la más poderosa del pelotón, dándose algunos lujos, como dejar fuera a los excampeones Chris Froome y Geraint Thomas, quienes en las carreras previas no andaban bien.

Los casos de ellos tampoco sorprendían. Froome, cuatro veces vencedor en París, recién salía de la recuperación del grave accidente sufrido el año pasado.

Mientras que el galés Geraint Thomas, ganador del Tour en 2018, declinó tomar la salida en Niza el 29 de agosto si no era el líder de la formación, pese a que sus resultados en la temporada 2020, que se retomó en agosto tras cuatro meses de suspensión por la pandemia de la covid-19, tampoco estaban siendo convincentes.

En su comunicado, el Ineos precisó que Bernal “se enfocará ahora en recuperarse del Tour y en replantearse sus objetivos para lo que resta de temporada”.

El duro día. Miguel Ángel ‘Supermán’ López ganó en el Col de la Loze con un tiempo de 4:49:08, en una jornada en la que el esloveno Primoz Roglic se afianzó como líder de la carrera.

Andrey Amador acabó la etapa en la posición 117, a 29:16 y en la general, el tico marcha en la casilla 79, a 3:22:27.

En la meta, López, de 26 años, aventajó a Roglic en 15 segundos y en 30 al también esloveno Tadej Pogacar, segundo en la clasificación general, en la que ‘Supermán’ se coloca ahora tercero.

Con un final durísimo, de cinco kilómetros a más del 10% de desnivel medio y rampas de hasta el 20%, el grupo en el que viajaban todos los favoritos cazó al ecuatoriano Richard Carapaz, último superviviente de la escapada del día, a falta de poco más de tres kilómetros para la meta, situada a 2.304 metros de altitud.

Cuando quedaban poco más de dos kilómetros, ‘Supermán’ dinamitó el grupo de los aspirantes al podio con un poderoso ataque que le llevó a la victoria de etapa.

En la general, ‘Supermán’ López se coloca tercero, a 1:26 de Roglic y aventaja en 1:39 al australiano Richie Porte, su principal amenaza en la pelea por el podio en París.

Para este jueves, el Tour se despedirá de los Alpes con la etapa entre Méribel y La Roche sur Foron, con 175 kilómetros de recorrido y cinco puertos de montaña, el último, la Montée du Plateau des Glières, de categoría especial, aunque su cima está situada a 30 kilómetros de la meta.